Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Octubre 19, 2021

La Palma como evidencia

La impactante erupción del volcán de esta isla canaria nos ha cautivado durante las últimas…
Octubre 19, 2021

No dejemos que la derecha use la pandemia para acabar con la atención primaria

El deterioro de la atención primaria que ya ocurría años antes de la crisis sanitaria…
Octubre 19, 2021

Lo paradójico del ser: parfois, c’est très paradoxal

Dedicado a Daniel y solo lo sabe él Hay muchas cosas de la vida cotidiana…
Octubre 19, 2021

Un congreso demasiado socialdemócrata y muy poco socialista

Fin del 40 Congreso del PSOE. Qué tiempos aquellos cuando los congresos duraban media semana,…

Fiscal Viada: "Es muy complicado investigar a alguien poderoso"


Salvador Viada, fiscal del Tribunal Supremo, afronta el final de su carrera con ganas de cambiar desde dentro el Ministerio Público y reforzar su independencia de la política.

Es "muy complicado" con este sistema investigar a alguien "poderoso", asegura en una entrevista con Efe. Acaba de ser elegido presidente de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF), una pequeña organización de apenas cincuenta miembros decidida a luchar por los derechos de la carrera y por su despolitización.

"Cómo puedes investigar a alguien muy poderoso, del Gobierno, de una comunidad autónoma, que tiene capacidad de influir en medios de comunicación y que tiene los medios materiales con los que tú vas a investigar. Mi ordenador está conectado con el Ministerio de Justicia; es el ministerio el que me puede dar personal de apoyo", describe.

Ha habido grandes causas contra la corrupción en España en la que han caído hasta ministros, pero Viada advierte de que "se han dejado por el camino un montón de gente que se libra". "Es muy complicada esta lucha. La autonomía del fiscal sería contar con un presupuesto propio para dotarse de medios", señala este fiscal que trabajó tres años en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

Viada asegura que no tienen ningún problema personal con la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, pero no oculta que su nombramiento no le gustó, como a otros muchos compañeros, ya que llegó al cargo "contaminada".

"Las investigaciones que hace la fiscalía trastocan el sistema político, es algo fundamental. Pues están en manos de una persona que era ministra de Justicia un mes antes de ser fiscal general. Eso no puede ser", asevera.

Su nombramiento está recurrido en el Supremo y Viada evita pronunciarse sobre un posible fallo, pero afirma que, pase lo que pase, "seguirá estando mal". APIF ha decidido quejarse en Europa, no del modelo de fiscalía en España, pero sí de cómo se utiliza.

"Nadie se cree la imparcialidad de la Fiscalía General del Estado", se lamenta Viada, que recuerda que el PSOE cuestionaba a José Manuel Maza, fiscal general con Mariano Rajoy en la Moncloa, igual que ahora los populares cuestionan a Delgado.

Por eso subraya que esa "primera politización" del Ministerio Público ocurre porque es el Gobierno el que nombra al fiscal general del Estado, que cuando llega al puesto se rodea de gente de su confianza y de grupos "afines ideológicamente".

"Tenemos dos asociaciones que indudablemente son afines a los dos principales partidos y de ellas salen los caladeros de apoyo al fiscal general. Aquí ahora todo el mundo es de la Unión Progresista de Fiscales.

Y cuando venga el PP será un coto de la Asociación de Fiscales", señala en referencia a las dos principales asociaciones de la carrera. A su juicio, cuando "la ideología cuenta para la promoción o para obtener ventajas profesionales", la institución pierde credibilidad y apariencia de imparcialidad y la propia carrera sale perjudicada.

La promesa de reformar el Estatuto del Ministerio Fiscal, que data de 1981, lleva años incumplida, pero Viada recuerda que tampoco ningún partido ha reformado el reglamento de 1969, franquista y con "una concepción totalitaria".

Los cuatro principios rectores de la Fiscalía son legalidad, imparcialidad, unidad y dependencia jerárquica y el reglamento, explica, se apoya en los de unidad y dependencia jerárquica fundamentalmente.

"Eso les viene al pelo y por eso no lo tocan". En este contexto ve con escepticismo la reforma de la ley de enjuiciamiento criminal que plantea que sean los fiscales, y no los jueces, quienes investiguen las causas penales. El actual modelo, admite, es "conceptualmente malo" porque al investigar el juez pueden vulnerarse los derechos del investigado, pero colocar "sustituirlo por un fiscal que no es independiente no es una gran ganancia".

Sin pelos en la lengua cuando se trata de defender los derechos de la carrera, Viada guarda absoluta discreción ante los asuntos que se encuentran en investigación, como la causa del rey emérito.

Admite su trascendencia política y, tal vez por ello, no ha preguntado a sus compañeros por ningún detalle. "son gente competente, tres fiscales de gran nivel", se limita a señalar.