HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Cedeao levanta sanciones impuestas a Guinea-Conakri y Mali por sus golpes de Estado


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao) ha decidido levantar parte de las sanciones impuestas a Guinea-Conakri y Mali tras los golpes de Estado perpetrados en esos países en los últimos años, informó el bloque.

En un comunicado emitido a última hora del domingo, la Cedeao señaló que los líderes del grupo decidieron "levantar sanciones financieras y económicas" de Guinea-Conakri en la cumbre extraordinaria celebrada el pasado sábado en Abuya, capital de Nigeria.

Igualmente, los jefes de Estado y Gobierno optaron por "levantar las restricciones al reclutamiento de ciudadanos de la República de Malí a puestos profesionales en las instituciones de la Cedeao".

La junta militar de Guinea-Conakri tomó el poder el 5 de septiembre de 2021 en un golpe de Estado liderado por el coronel Mamady Doumbouya que derrocó al entonces presidente, Alpha Condé, que gobernaba desde 2010 tras optar en octubre de 2020 a un polémico tercer mandato, no permitido por la Constitución guineana.

Las sanciones económicas y financieras a Mali, que sufrió golpes de Estado en 2020 y 2021, se levantaron en 2022 después de que el Ejército anunciara un calendario para una transición para la vuelta a un gobierno civil.

El comunicado se publicó después de que la Cedeao anunciara el pasado sábado el levantamiento de parte de las sanciones impuestas a Níger tras el golpe de Estado del pasado 26 de julio.

Entre las sanciones que este bloque de quince Estados decidió retirar están el cierre de las fronteras aéreas y terrestres con Níger, la suspensión de todas las transacciones financieras con los otros miembros de la organización y el bloqueo de activos nigerinos.

La Cedeao tomó esta decisión semanas después de que Níger, Burkina Faso y Mali -todos gobernados por juntas golpistas- anunciaran el pasado 28 de enero su salida del bloque, un movimiento que, de hacerse efectivo, pondría en peligro la integración regional de África occidental.

Los tres países argumentaron su petición al considerar que la Cedeao está "bajo la influencia de potencias extranjeras", ha traicionado sus "principios fundadores" y "se ha convertido en una amenaza para sus Estados miembros".

En un comunicado conjunto, denunciaron además que el bloque, del que forman parte desde hace 49 años, les ha impuesto sanciones "inhumanas" que han empobrecido a sus habitantes.

Tras los respectivos golpes de Estado, los tres países formaron una alianza tripartita mientras se han alejado de la antigua potencia colonial, Francia, y se han aproximado política y diplomáticamente a Rusia.