HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Sunak niega que existan tendencias islamófobas dentro del Partido Conservador


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

El primer ministro británico, Rishi Sunak, rechazó este lunes que existan tendencias islamófobas dentro de su partido al tiempo que admitió que unas polémicas declaraciones hechas por un diputado 'tory' no fueron "aceptables".

El Partido Conservador suspendió el pasado sábado al diputado Lee Anderson por negarse a disculparse tras haber acusado al alcalde de Londres, el político laborista y musulmán Sadiq Khan, de haber entregado la ciudad a sus "amigos islamistas".

Anderson, uno de los diputados más controvertidos de las filas conservadoras y crítico reconocido del propio Sunak, declaró el pasado viernes que Khan, primer edil musulmán de la capital británica, "ha entregado la capital a sus "amigos islamistas".

Su suspensión implica en la práctica la expulsión de Anderson del grupo parlamentario conservador.

En una ronda de entrevistas concedidas hoy a diversos medios locales, Sunak admitió que las declaraciones de Anderson "no fueron aceptables" y "fueron equivocadas".

El jefe del Gobierno rechazó asimismo que dentro de su partido existan tendencias islamófobas.

"Creo que nos incumbe a todos nosotros, especialmente a quienes hemos sido electos para el Parlamento, no inflamar nuestros debates de manera que resulten dañinos para otros. Los comentarios de Lee (Anderson) no fueron aceptables, fueron equivocados, y por eso se le ha suspendido", dijo Sunak a la emisora BBC Radio York.

También puntualizó que "las palabras importan, especialmente en el actual entorno en el que hay mucha tensión" y agregó que "nos incumbe a todos escogerlas con cuidado".

Cuestionado sobre si su partido adolece de un problema de islamofobia, contestó que "por supuesto que no".

La medida disciplinaria contra Anderson se hizo oficial después de que varias figuras 'tories', como el exministro de Economía Sajid Javid, reprobaran públicamente sus comentarios y elevaran la presión sobre Sunak para castigar al diputado.

Anderson renunció a su cargo como vicepresidente del Partido Conservador el pasado enero por sus discrepancias con la ley para expulsar a demandantes de asilo a Ruanda, que catalogó como demasiado blanda.