HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Londres "no tiene un plan" para resolver la crisis norirlandesa


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El partido nacionalista Sinn Féin afirmó hoy que el Gobierno británico "no tiene un plan" para restaurar el Ejecutivo de poder compartido en Irlanda del Norte, que permanece suspendido desde hace más de un año.

Esa situación es "preocupante", pues el vacío de poder coincide, además, con la "amenaza inminente" que presenta para "el funcionamiento económico, social y político" de toda la isla de Irlanda la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), aseguró la presidenta del Sinn Féin, Mary Lou McDonald.

La líder de la formación nacionalista, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), efectuó esas declaraciones en Londres, después de reunirse ayer con la primera ministra británica, la conservadora Theresa May.

Ambas partes analizaron el fracaso de la última ronda de conversaciones para formar un Ejecutivo en Belfast entre el Partido Democrático Unionista (DUP), principal representante de la comunidad protestante y socio del Gobierno británico, y el Sinn Féin, mayoritario entre los católicos.

"A corto plazo, tenemos un problema con la restauración del Gobierno y la instituciones (norirlandesas). Nuestro análisis es que el Gobierno británico no tiene un plan para que eso ocurra, lo que debe preocuparnos a todos" dijo McDonald, quien sustituyó este mes al frente del partido al histórico Gerry Adams.

Aunque consideró que aún es posible lograr un acuerdo con el DUP, le instó a que ceda sobre la espinosa cuestión del idioma gaélico irlandés, que los nacionalistas quieren proteger a través de una ley específica, mientras que los unionistas prefieren una legislación cultural más general, que contemple también aspectos relacionados con la identidad protestante.

El DUP, sin embargo, no desea volver a la mesa de negociación y ha pedido a May que prepare un presupuesto para la región y comience a tomar decisiones ejecutivas en áreas clave, como educación o sanidad, lo que acercaría la suspensión de la autonomía y el gobierno directo de Londres.

"Nos jugamos mucho, incluso antes de considerar el 'brexit'", dijo McDonald en referencia al divorcio entre Londres y Bruselas, proceso que describió como "incompatible" con el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998, el texto que puso fin al pasado conflicto en la provincia británica y permitió la formación de un Gobierno autónomo de poder compartido.

La dirigente nacionalista defendió la validez y vigencia del acuerdo que, además de impulsar el proceso de paz hace 20 años, sirve ahora de garantía para mantener la frontera norirlandesa abierta tras el divorcio entre Londres y Bruselas, tal y como ha aceptado May.

En su opinión, "el 'brexit', ya sea duro o blando", amenaza "la infraestructura política" y el "marco legal" construido sobre las bases del acuerdo del Viernes Santo, motivo por el que, dijo, debe de ser "protegido enérgicamente" por el Gobierno de Dublín en las conversaciones que mantienen Londres y Bruselas sobre su separación.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider