HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Blockchain evoluciona y va más allá del sector financiero


  • Escrito por José Antonio Clemente Almendros y Samer Ajour El Zein
  • Publicado en Opinión
(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

La evolución de la tecnología blockchain ha llevado su aplicación a diferentes sectores económicos. Conocer los debates en curso, estudiar las experiencias previas o revisar las investigaciones sobre el tema permite definir las oportunidades que ofrece para el crecimiento económico de las empresas.

En este artículo analizamos diferentes usos y aplicaciones para las últimas etapas del desarrollo de la tecnología blockchain, en la que las cadenas de bloques han conseguido salir del área financiera y comienzan a utilizarse en otros sectores como, por ejemplo, el de la salud.

Nuevas tecnologías

Las soluciones blockchain aumentan la velocidad de intercambio de información y mejoran el cumplimiento normativo en la red. Por ejemplo, la combinación de contratos inteligentes y criptomonedas permite hacer transferencias exactamente de acuerdo a los términos del contrato, sin necesidad de intermediarios, con total transparencia y altos niveles de confianza.

Antes de existir la tecnología blockchain estaban las bases de datos distribuidas (BDD), con copias idénticas a disposición de todos los miembros de una red. Las BDD son registros centralizados que almacenan los datos de forma estructurada. Su gestión está en manos de un administrador que puede modificar sus reglas de acceso y cambiar o eliminar registros ya existentes. En cambio, las soluciones blockchain distribuyen el control sobre la red. Así, en ningún punto pueden cambiarse las reglas o el contenido de la base de datos.

Si bien hay casos en los que las bases de datos distribuidas serán más que suficientes para lograr el resultado deseado, hay otros en los que lo ideal son las cadenas de bloques (blockchain) por cuestiones de trazabilidad y confianza, por ejemplo.

Con la tecnología blockchain se genera una base de datos compartida, descentralizada y pública basada en una cadena de bloques que permite rastrear cada transacción realizada. Los compañeros pueden comunicarse y compartir información o datos con la ayuda del algoritmo de consenso. Además, no hay una autoridad centralizada. Una cadena de bloques es como un libro de contabilidad digital, inmodificable y compartido, que se va escribiendo desde distintos ordenadores de forma simultánea.

El desarrollo de aplicaciones basadas en la tecnología blockchain ha pasado por tres etapas:

  • Cadena de bloques 1.0, la aplicación más desarrollada y reconocida de blockchain, en la que se implementan y desarrollan las criptomonedas, reestructurando el sistema de pago tal como lo conocemos.

  • Cadena de bloques 2.0, se desarrollan aplicaciones basadas en contratos inteligentes para diversas industrias.

  • Cadena de bloques 3.0, en la que se diseñan aplicaciones blockchain que saltan de los mercados financieros a sectores como la atención médica, la administración pública o las artes, cambiando la forma en que funcionan la sociedad y la economía.

Búsquedas masivas

En la base de datos Web of Science (WoS) las palabras clave más utilizadas después de blockchain son: contratos inteligentes, seguridad, privacidad, internet de las cosas, computación entre pares y bitcoin. Esto nos indica la viabilidad de blockchain en la industria financiera. La cantidad de búsquedas para cadenas de suministro y servicios médicos muestran el creciente interés en las áreas de salud y empresa.

La internet de las cosas (IoT) es una de las áreas más investigadas y mencionadas para aplicaciones blockchain. La integración de ambas tecnologías puede mejorar los flujos de información y aumentar la confianza entre las partes. Una solución blockchain puede incluso dar una ventaja competitiva al garantizar a los clientes el origen de los productos.

Con estas nuevas tecnologías el sector de la salud, por ejemplo, podría evolucionar hacia un ecosistema de datos funcional, posiblemente global, rápido y seguro, que proporcionaría a los pacientes el control sobre sus datos médicos. Esta función se subraya con las normativas nacionales, regionales e internacionales sobre protección de datos, que tienen como objetivo asegurar a los ciudadanos que se cumpla su derecho a consentir, o no, el uso de sus datos personales.

Avidez de datos

Ahora las empresas generan gran cantidad de información confidencial sobre las personas y sus vidas. Esos datos se recopilan constantemente desde diversas fuentes, se analizan y se almacenan.

De hecho, las organizaciones están cada vez más interesadas en ellos para obtener ventajas competitivas, predecir tendencias, y optimizar sus servicios y la toma de decisiones. Así, los datos se han convertido en un factor clave para la innovación y el crecimiento económico.

El marketing actual es inimaginable sin el uso de big data. Las empresas pagan grandes sumas de dinero por los datos recopilados por gigantes digitales como Facebook o Google.

La cuestión es que se le da muy poco control a las personas sobre la gestión y uso de sus datos y, a medida que más empresas los recopilan y almacenan, aumentan los riesgos de seguridad y los fallos que comprometen los datos privados de los usuarios.

Ciberseguridad de los datos

La tecnología blockchain puede ayudar en el control de la seguridad de los datos personales. Se puede programar una cadena de bloques para que sirva de control de acceso. Así, las personas ya no tendrían que confiar a un tercero la gestión de sus datos y siempre podrían ver qué datos se han recopilado, quién accedió a ellos y desde dónde. Además, mediante el blockchain podrían otorgar permisos para permitir o rechazar el uso de sus datos por terceros.

Las cadenas de bloques actúan como un historial de acceso a los datos personales a prueba de manipulaciones y legalmente ejecutable. Su uso podría eliminar parte de la responsabilidad que los datos pueden representar para las empresas más pequeñas, que no están equipadas adecuadamente para protegerlos. Incluso en el mercado de venta de datos, las personas podrían convertir sus propios datos en una fuente de ingresos utilizando sistemas de criptomonedas integrados en blockchain.

Seguridad, fiabilidad y accesibilidad

Esta perspectiva contrasta marcadamente con lo poco que sabemos sobre nuestros propios datos en el sistema actual y con lo poco que influimos en lo que se hace con ellos.

La solución blockchain podría funcionar de manera similar a un mercado donde individuos y empresas administran sus datos y obtienen acceso a ellos mediante transacciones en blockchain. Con una plataforma descentralizada como esta, los datos se vuelven seguros, confiables y accesibles globalmente.


Daniel Evenschor, experto en operaciones de aprendizaje automático, es coautor de este artículo.The Conversation


José Antonio Clemente Almendros, Profesor Titular de Universidad, UNIR - Universidad Internacional de La Rioja y Samer Ajour El Zein, Profesor de Finanzas , EAE Business School

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.