HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Rafael Fraguas

Rafael Fraguas (1949) es madrileño. Dirigente estudiantil antifranquista, estudió Ciencias Políticas en la UCM; es sociólogo y Doctor en Sociología con una tesis sobre el Secreto de Estado. Periodista desde 1974 y miembro de la Redacción fundacional del diario El País, fue enviado especial al África Negra y Oriente Medio. Analista internacional del diario El Espectador de Bogotá, dirigió la Revista Diálogo Iberoamericano. Vicepresidente Internacional de Reporters sans Frontières y Secretario General de PSF, ha dado conferencias en América Central, Suramérica y Europa. Es docente y analista geopolítico, experto en organizaciones de Inteligencia, armas nucleares e Islam chií. Vive en Madrid.

Los males de la Patria: un diagnóstico

(Tiempo de lectura: 7 - 13 minutos)

Los males de la Patria son también los males del mundo occidental. Responder a la pregunta de por qué este malestar rampante inunda nuestras vidas cotidianas requiere de un momento de calma. Pero no todos están dispuestos a concedérselo. Excluyámoslos pues de la reflexión, a sabiendas de que forman parte del problema, no de su solución.

La foto de la vergüenza

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

La foto de la vergüenza: quince altos ejecutivos de otras tantas grandes empresas españolas se han hecho, en Madrid, una foto de familia: en medio de todos ellos, uno de los personajes más atrabiliarios de la escena mundial, Javier Milei, presidente de Argentina. Es el mismo que se permitió insultar gravemente al jefe del Gobierno de España y que viene a nuestro país, por la puerta de atrás, para convocar en su Embajada madrileña a prohombres españoles de la industria, la comunicación y las finanzas. Al frente de ellos, el señor Garamendi, de la Confedración Española de Organizaciones Empresariales.

Claves para salir del laberinto en el Cercano Oriente

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

Comprender el significado de la asimetría entre la guerra agresiva de Israel contra Palestina y la guerra defensiva de Palestina frente a Israel resulta impensable sin incardinar ambas en un contexto histórico y geopolítico tan complejo como el del Cercano Oriente.

Madrid, alianza cívica frente a despotismo iletrado

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

La sociedad civil madrileña pugna por sobrevivir. La polarización impuesta a todos los niveles por supuestos políticos de conducta frívola, cortas miras y escasísima cultura, intenta asfixiar definitivamente lo que queda de una sociedad madrileña que, en su día, fue activa y vivaz, autónoma. La misma sociedad civil que, una vez arrancadas la democracia y las libertades al franquismo tras una ardua lucha de masas, consiguió emanciparse del apoliticismo heredado y mostrarse socialmente con ideas propias, creativas, cívicas y democráticas. Aquel milagro, que duró dos décadas, entre 1978 y el fin de siglo, aproximadamente, fue obra de una ciudadanía consciente de sus derechos, mas también de sus deberes, que desde la atalaya de la civilidad y en diálogo con políticos y partidos dotados de conciencia social y capacidad de escucha, se comprometió a fiscalizar la naciente vida política democrática mediante el despliegue del sentido común, el recto pensar y la disposición a colaborar y a ser escuchada por los poderes estatales, regionales y municipales.

Decálogo mediático para un tiempo nuevo

(Tiempo de lectura: 5 - 10 minutos)

Las interpretaciones sobre lo acaecido en los últimos días en la escena política española son múltiples. Pero, desafortunadamente, son legión las que muestran incapacidad para comprender el significado profundo de lo ocurrido. Esto no ha sido fruto de una personalidad política hastiada por las ofensas a su familia de una oposición a la que considera antidemocrática. No. No solo. Si apartamos la hojarasca que la inercia mediática ha depositado sobre los cinco días de reflexión propuestos –tras diez años de ataques ad hominem y descalificaciones, parece un plazo razonablemente humano para meditar– lo que la ciudadanía demócrata percibe es una apelación moral a detener la escalada hacia ninguna parte emprendida por connotados individuos y partidos políticos, numerosos medios, señaladamente digitales, y una serie periodistas y de jueces. Y, también, una demanda para preguntarnos si era esta deriva, este turbión de palabras e imágenes enloquecedoras, descalificadoras y odiosas sin sentido, esta antipolítica, lo que nuestra democracia demandaba para hacernos más felices, que es de lo que se trata. Porque, cada hora que pasaba, el malestar se hallaba más extendido, sobre todo, en las grandes ciudades de nuestro país. Y este malestar tiene efectos que comprobamos a diario aunque muy pocos parecen indagar en sus causas.

Cinco preguntas

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

Los españoles tenemos la costumbre, a veces manía, de interpretar los hechos políticos en clave local, pocas veces con miras más amplias. La sorprendente decisión del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de abandonar la escena por unos días, a falta de información, se interpreta en una clave meramente personal, subjetiva que, sin duda, adquiere un peso específico consistente: él, como toda persona, es un ser de carne y hueso; es de suponer que, pese a su elevado grado de resiliencia, su probada capacidad de afrontar retos y salir indemne de ellos, acusa ahora la erosión derivada del linchamiento al que ha estado sometido en los últimos seis años por una derecha extrema que no sabe o, desde luego, no tiene otra cosa que hacer que tratar de impedirle gobernar.

Periodistas tránsfugas

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

Asistimos a un reciente y acentuado desplazamiento de escritores de periódicos y de periodistas desde unos medios a otros. Tal fenómeno puede interpretarse de distintas formas. La primera, como si obedeciera a movimientos naturales fruto del libre albedrío de aquellos, a la hora de apartarse de un medio y encaminarse a otro por preferencias personales; por ejemplo, de tipo salarial o contractual, opciones siempre legítimas. La segunda interpretación, se adentra en otra dimensión, netamente ideológica e igualmente legítima: el escritor o periodista inserto en un medio cualquiera, discrepa de la línea editorial, que considera alterada desde su ingreso previo y decide emigrar a otro medio. ¿Por qué lo hace? Generalmente, por considerar que el medio ha cambiado su línea y tal mutación le incomodaba por razones diversas. Pocas veces el tránsito emprendido se explica por la propia mutación ideológica personal del escritor de periódicos o periodista concernido. Ese cambio tiene claves casi siempre evolutivas –o involutivas­– con respecto a los paradigmas vigentes –y cambiantes– en la mediosfera que son, en las sociedades contemporáneas, valores vinculados al sentido común democrático mayoritario.

Conferencia de Paz, ahora

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

Una Conferencia Mundial por la Paz: ahora es su momento. Demorarla tan solo unas semanas puede ser, ya entonces, un error letal e irreversible. ¿Hay condiciones para la paz? Si. Las hay. ¿Dónde? En las mentes y los corazones de centenares de millones de habitantes de nuestro dolorido Planeta, señaladamente, mujeres. También su certeza aflora de las inocentes miradas de los niños, de los esperanzados anhelos de futuro de los adolescentes, de la rotunda sensatez de los adultos y de la experimentada memoria de los ancianos. Es ahí, en esos ámbitos, femenino, mental, cordial, infantil, adulto y veterano, donde la paz germina. Y su deseo, crece cada hora que pasa.

OTAN, infeliz aniversario

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

La presumible derrota militar y política de la OTAN sufrida sobre la escena europea por Ucrania puede plantear un problema existencial muy grave a los Estados Unidos de América. Tal parece ser el pánico que recorre hoy los pasillos de la Casa Blanca. Su potente calambrazo zigzaguea también por algunas de las cancillerías europeas, señaladamente las más sumisas a las veleidades que surgen de las irresponsables mentes que pueblan los poderes fácticos transatlánticos, léase sobre todo las de los fabricantes-vendedores de armas. Tres cuartos de siglo de vida de la OTAN se saldan con derrotas y envalentonamientos inquietantes. Ya la voladura controlada de la Federación Yugoslava, entre 1991 y 1992, con la inducción coparticipada de la mal llamada Alianza Atlántica, preludiaba los gravísimos episodios de violencia y guerra de los que el mentado grupo de presión comenzaría a lucrarse en la zona oriental y balcánica de Europa.

Frente a los vientos de guerra, aires de paz

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

Los vientos de guerra se disipan con los frescos aires de la paz. Los primeros, soplan con inquietante fuerza en las últimas semanas entre las élites de Europa. Los segundos, inspiran desde antaño el ánimo de los mejores corazones europeos. Unas declaraciones y dos noticias timbraban recientemente la portada de uno de los diarios que, en España, conservan crédito periodístico por el oficio de sus profesionales: las declaraciones procedían de Donald Trusk, quien presidiera el Partido Popular Europeo, hoy Primer Ministro presuntamente moderado de Polonia, pero miembro del halconato civil empotrado en la cúpula militar de la OTAN; Trusk confesaba “estamos en una época de preguerra, no exagero” y pedía más armas europeas para Ucrania, “no para conseguir autonomía militar frente a Estados Unidos”, no, no, aclaraba, sino “para mostrar mayor fiabilidad como aliados suyos”.

¿Nos anuncian ríos de sangre?

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

Ríos de sangre. Flecos de carne. Labios que mugirán dolor. Grises muletas. Lápidas quietas. Niños que nunca ya sonreirán...

A los de siempre

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

Todo demócrata tiene razones en España para estar satisfecho. Su satisfacción surge al comprobar que vive en un país en paz en las calles, silencio en los cuarteles y tranquilidad en la mayoría de los hogares. Pero hay un sector de la clase política empeñado en amargarle la existencia. Habrá quien diga que esa tríada de satisfacciones no es para tanto, pero hay que pedir a quien niega su gratificación que eche una mirada al contorno, con un mundo en llamas, regido por irresponsables iracundos, sin escrúpulos a la hora de ensombrecer la existencia millones de personas mediante la guerra, las crisis premeditadamente urdidas para arruinar a las gentes de a pie y un malestar inducido que solo beneficia a unos pocos: los de siempre.

Ecos de aquel conmovedor silencio (*)

(Tiempo de lectura: 6 - 11 minutos)

“No había dormido bien. Algo extraño, quizás un presentimiento, se agitaba sobre su ánimo aquella noche. Al amanecer, se levantó temprano y se preparó el desayuno. Su esposa acudió con él a la cocina. Súbitamente, una explosión atronadora, seguida de hasta tres ecos lejanos, estremeció el barrio entero. Su memoria viajó velozmente años atrás, cuando cubrió para su periódico los combates artilleros entre Irak e Irán en la llamada primera guerra del Golfo. La cercana detonación y las réplicas consecutivas le alarmaron. Parecía fuego de artillería.

Apuntes sobre feminismo

(Tiempo de lectura: 5 - 9 minutos)

El feminismo es una de las corrientes ideopolíticas y uno de los movimientos sociales más relevantes de nuestro tiempo. Entronca con numerosos estratos del pensamiento y de la acción. Perfora transversalmente las capas sociales y nos involucra a todos por doquier. Por ello, exige para su tratamiento y análisis una cautela especial ya que por estar todos involucrados en él –las mujeres juegan un papel cardinal en nuestras vidas– el sesgo subjetivo y el error son dos riesgos siempre presentes. Ello demanda una cierta benevolencia en torno a quienes se atreven hoy, como este cronista, a tratarlo en medio de una atmósfera altamente electrizada al respecto.

Requisitos para el diálogo entre Israel y Palestina

(Tiempo de lectura: 5 - 10 minutos)

El diálogo entre seres humanos siempre es posible. Y viable, mientras no se incumpla la pauta básica de humanidad: el reconocimiento de la otreidad, la existencia del otro. El valor básico a compartir es el de la palabra. Los diálogos son de distintos tipos. Hoy quiero tratar del diálogo político, que concierne a poderes. Con la sangre de más de 100 inocentes en busca de alimentos derramada sobre la arena de Gaza, es más apremiante que nunca el fin de las matanzas indiscriminadas de palestinos, muchos de ellos niños, para conseguir lo cual es imprescindible el diálogo directo y por intermediarios entre Israel y Palestina.

Recuerdo de un infausto episodio

(Tiempo de lectura: 6 - 12 minutos)

Han pasado 43 años desde aquel infausto golpe de Estado que puso en vilo la naciente democracia en España. Los representantes soberanía nacional, elegidos democráticamente por el pueblo, fueron secuestrados a mano armada por uniformados militarizados. Con su actitud, reproducían el flagelo que había azotado a la política española desde mediado el siglo XIX. Fue entonces cuando altos mandos de los ejércitos españoles adquirieron la recurrente manía de intervenir a su antojo en la política del país. Y lo hacían con autonomía plena. Mas lo grave fue que aquel 23 de Febrero de 1981 concernía al siglo XX, cerca ya del XXI y el empellón armado contra la principal de las instituciones democráticas se convertía en un siniestro rittornello. ¿Quién, por qué y para qué alguien ideó todo aquello? ¿Cuál era su propósito último?¿Hasta dónde se quería retroceder?

De Madrid, el cielo

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

De Madrid, el cielo. Tal es el verdadero lema de la ciudad y de su bella región. Sustituir De Madrid al cielo por De Madrid, el cielo implica abandonar la arrogancia de creer que desde aquí se accede directamente al Paraíso. Eso es de lo que los llamados castizos/castizas alardean. Desconocen que el verdadero encanto de Madrid reside en sus celajes altos y frescos. Por ellos desciende, desde los picachos nevados del Guadarrama, aquella brisa de libertad que, en la Edad Media, se añoraba respirar en las ciudades.

Ojo al campo

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Las movilizaciones de tractores por casi toda España, a excepción de Galicia, adquieren un alcance especial. Nuestra alimentación, la de todos, podría estar en juego y la supervivencia del campo, exageran los convocantes de la protesta, pudiera verse menoscabada. Pese a las exageraciones, las reivindicaciones que exigen los agricultores requieren de una atención especial. Las demandas no son unitarias, sino más bien diversas. A grandes rasgos, hay pequeños agricultores y grandes propietarios, que adoptan distintas formas de defensa de sus intereses. Los hay asociados en organizaciones como COAG, para los pequeños agricultores y ASAJA, para los grandes propietarios. Ahora ha surgido una plataforma que se denomina 6 F, al frente de la cual se encuentran personas vinculadas en su día al partido de ultraderecha Vox y a la Plataforma Desokupa. La nueva entidad ha surgido en las redes, convoca a sus seguidores por vía de watsapp y se propone llevar la voz cantante de un conflicto que se plantea como meta “bloquear Madrid”, como pregonan.

Mimbres para una autocrítica de la izquierda

(Tiempo de lectura: 7 - 14 minutos)

Los mimbres para una autocrítica de la izquierda, sin son consistentes, permitirán elaborar un cesto. Y en ese cesto, se podrá verter todo aquello mal hecho desde esa importante franja de la vida, la opinión y la acción políticas. Este texto va dirigido a quienes consideran que la distinción izquierda-derecha sigue siendo válida: la vemos a diario en la palabra y en la imagen, a nada que encendamos el televisor o escuchemos la radio. No obstante, el despliegue de la vida política va registrando hibridaciones insospechadas entre una y otra que pueden deparar sorpresas. Así lo demuestra, por ejemplo, cierto número de votos a la derecha extrema en barrios obreros, por ejemplo, parisienses o madrileños, como Vallecas, o los sufragios a la izquierda en barrios tradicionalmente altoburgueses, como el de Salamanca donde, en pasadas elecciones, quien obtuvo más votos fue Más Madrid. Veremos qué puede explicar estas y otras rarezas.

Birretes, togas y puñetas

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

Impartir justicia es una tarea llena de responsabilidad. Tanta, que puede transformarse en irresponsabilidad, sobre todo, si los jueces olvidan que su poder sancionador procede de la sociedad, no de ellos mismos. Y si, además, el togado no refrena sus pulsiones personales, ideológicas o políticas, el daño que puede causar resulta ser inconmensurable. La imparcialidad es la condición esencial de su cometido. Birrete, toga y puñetas, los tres atavíos de la vestimenta judicial, definen la tríada que habrá de observar quien se eleva a la tarea de enjuiciar: inteligencia, corazón y decisión; instrucción, ponderación y sentencia; escucha, análisis y resolución. Tres trilemas necesarios y suficientes. Y todo ello desprovisto de pasión para garantizar la objetividad del fallo.

Cambio en la Casa del Rey

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

Los cambios en la Casa del Rey adquieren, per se, dimensión tectónica, estructural, en la urdimbre del Estado.

No podemos restar

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

No podemos restar. No está el horno para bollos. Los esfuerzos para conciliar las diferentes visiones ideopolíticas que coexisten en el ámbito de actuación de la coalición que gobierna España deben acentuarse al máximo. Debilitar a este Gobierno puede ser letal no únicamente para el PSOE, o para su líder Pedro Sánchez sino, por encima de todo, para nuestro país, ya que un retorno de las derechas extremas al Gobierno – no sería posible su acceso separadamente sin tal coyunda PP y Vox– desarbolaría plenamente no solo una trayectoria gubernamental hasta ahora específicamente progresista, sino también y sobre todo, una cohesión estatal que el Ejecutivo coaligado, hoy por hoy, garantiza. Pensar en la posibilidad de que el liderazgo de la actual derecha, o la que cabe vislumbrar a medio plazo por sus contradicciones y luchas internas de poder, se haga con el Gobierno es lo peor que puede suceder a nuestro atribulado país. Y ello porque no hay el menor vestigio de un proyecto político en la mente provincial del actual líder y menos aún en la de la lideresa, sino tan solo aventan un No a todo, como única consigna.

Izquierda Española no, Derecha Democrática sí

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

El perro amarillo es primo hermano del chacal. Retengamos este refrán persa, que viene a cuanto para explicar un hecho reciente en la política española. Se trata de una novedad que, formalmente y como tal, hay que recibir con expectativas de que sea para bien: pues resulta que un abogado que se dice jacobino ha decidido crear un nuevo partido político. Nada que objetar. Sea bienvenido a la arena. Pero recordemos que el jacobinismo es, sustancialmente, republicano, entre otras características, que no parecen aflorar en los enunciados de la formación emergente. El problema está en la denominación que ha elegido: Izquierda Española. El saber de la gente de a pie tiene otro refrán, que cabe observar sobre todo cuando de asuntos políticos se trata. El dicho reza así: desconfía de quien te adula. El hecho de que toda la cohorte mediática de la derecha extrema y de la extrema derecha, cohorte que detenta la propiedad del 80% de los medios, haya recibido con aplausos, plácemes y todo tipo de alabanzas la nueva formación política debiera hacer sospechar a sus mentores de que algo no cuadra.

Disfóricos en el poder

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

La escena mundial registra dos fenómenos de desquiciamiento cuyos precedentes convergen en la deriva que precedió al ascenso y asentamiento del Tercer Reich hitleriano. Un desquiciamiento ideológico, y un desquiciamiento militar, respectivamente. El primer caso concierne a lo sucedido en Argentina. El segundo se refiere a la actitud del Ejército israelí con respecto a Palestina. Es esta la realidad más atroz, porque consiste en la limpieza étnica de un pueblo árabe y semita, mediante el fuego artillero, con decenas de miles de infantes y adultos palestinos en fuga, martirizados y aniquilados bajo las bombas. Mientras quede un ápice de humanidad no cabe dejar de denunciar esta atrocidad que tiene sus precedentes en la pretendida aniquilación del pueblo judío a manos de los nazis desde 1933 a 1945 y en el consecutivo aplastamiento del pueblo alemán, derrotado ya el nazismo, con los bombardeos criminales del tal Arthur Harris (1892-1984), sobre Dresde, Leipzig y Hamburgo, nombrado por ello sir y apodado el carnicero Harris.

  • Publicado en Opinión