LA ZURDA

Legislación franquista contra los sindicatos

“El 13 de septiembre de 1936, “la junta de defensa nacional declara ilegales todas las organizaciones integrantes del Frente popular, así como cualquier otra que se opusiera al Movimiento Nacional”.

El 25 de septiembre de 1936 la Junta de Defensa prohíbe “todas las actuaciones políticas y sindicales obreras y patronales de carácter político”, así, el decreto continúa: “Día llegará en que el gobierno que rija los destinos de España sabrá desarrollar la única política y la única sindicación posible en toda nación organizada: la política y la sindicación que rijan y controlen los directores de la cosa pública, como depositarios de la confianza del pueblo”.

También es relevante destacar el decreto que dará paso a la incautación de los bienes de las organizaciones sindicales, que pasarán a ser del Estado, datado en enero de 1937.”

Consultado en NARVÁEZ QUIÑONERO, Ainhoa, La organización sindical española (1940-1977). Instrumento de control de las relaciones laborales, Universitat de Barcelona (2015), págs. Bosforo555b7 y 8

El proceso de destrucción del sindicalismo de clase por parte del régimen franquista fue previo y paralelo también a la construcción del sindicalismo vertical. Comenzó ya a los pocos días de la sublevación militar. El Bando de la Junta de Defensa Nacional del 28 de julio de 1936 fue el primero que aludía a los sindicatos de clase, seguido por un Decreto de 13 de septiembre de ese mismo y que declaró fuera de la ley a las organizaciones políticas y sociales integrantes del Frente Popular y que incluía a los sindicatos.

El Decreto de 25 de septiembre estableció que quedaban prohibidas las actividades políticas y sindicales, ya fueran de la patronal, ya de los obreros, proclamando la aspiración del nuevo Estado por la sindicación única o vertical. La Ley de 10 de enero de 1937 reguló la incautación de los bienes de las organizaciones políticas y sindicales del Frente Popular. Esos bienes pasarían a formar parte, por la Ley de 29 de septiembre de 1939, del patrimonio de los nuevos sindicatos verticales, constituidos bajo la Delegación Nacional de Sindicatos de FET y de las JONS.

Además, por la Ley de Responsabilidades Políticas de 9 de febrero de 1939 se declaró la pérdida total de los derechos de las organizaciones políticas y sindicales del Frente Popular.

Además de la obra citada, podemos consultar las siguientes obras:

LUDEVID, Manuel: “Cuarenta años de Sindicato Vertical: aproximación a la Organización Sindical Española”. Colección Primero de Mayo. Barcelona: Laia Barcelona, 1976,

MOLINERO, Carmen: Productores disciplinados y minorías subversivas: clase obrera y conflictividad laboral en la España franquista, Madrid: Siglo XXI de España, 1998.

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.