HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Comienza en el norte de Alemania una semana de huelgas en el transporte municipal en todo el país


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La semana de movilizaciones de los empleados del transporte municipal en toda Alemania, a excepción de Baviera, convocada por el sindicato del sector servicios ver.di comenzó este lunes con una huelga de los conductores de autobús del estado federado de Schleswig-Holstein, en el norte del país.

El sindicato estima que alrededor del 85 % de los servicios de autobuses en este estado federado quedaron cancelados en la mañana del lunes y sólo los servicios municipales en las ciudades de Kiel, Lübeck, Flensburg y Neumünster no se ven afectados por la huelga.

Los paros de advertencia tendrá lugar por regiones en diferentes días entre este lunes y el 2 de marzo, con una jornada general de movilización prevista para el día 1, que coincide con una convocatoria del movimiento para la protección del clima Fridays for Future.

El transporte público ya había quedad completamente paralizado en Alemania, a excepción de Baviera, el 2 de febrero pasado a raíz de la huelga de advertencia convocada por ver.di después de que las diversas negociaciones salariales en los diferentes estados federados no arrojaran resultados.

Con esta semana de movilizaciones, el sindicato quiere presionar a la patronal en la negociación del convenio de 90.000 empleados de las empresas municipales de transporte.

Los diferentes convenios colectivos difieren entre sí en muchos aspectos, pero entre las principales reivindicaciones compartidas figuran la reducción de horas de trabajo a la semana, más tiempo de descanso entre turnos, más vacaciones, días libres adicionales para los trabajadores por turnos y de noche, la limitación de turnos partidos y la reducción del tiempo no remunerado en el servicio de conducción.

En tanto, en Berlín comenzó a las 03.00 de la madrugada (02.00) la huelga de advertencia en el transporte público de la ciudad convocado el viernes pasado por el sindicato del transporte local NahVG, el de empleados municipales y regionales gkl y la Federación Alemana de Funcionarios Públicos dbb, que se prolongará hasta las 14.00 (13.00).

Las afectaciones, por el momento, son menores y funcionan todas las líneas de metro y tranvía, aunque con algunas cancelaciones, y sobre todo en el servicio de autobuses los tiempos de espera son mayores.

Con la huelga de advertencia, los sindicatos quieren aumentar la presión sobre la patronal en el conflicto salarial, con reivindicaciones como dos días más de vacaciones y mayores pluses de fin de semana y festivos.

El jueves, el transporte público de Berlín se sumará a la huelga de advertencia convocada por el sindicato ver.di, que se prolongará hasta el viernes a las 14.00 (13.00 GMT).