LA ZURDA

Canto a los hombres de Inglaterra

“¿Por qué trabajar, oh Hijos de Inglaterra,

para los dueños que oprimen?

¿Por qué tejer con esfuerzo y preocupación

los suntuosos mantos que llevan los tiranos?

¿Por qué penar así, de la cuna a la tumba,

para vestir, alimentar y salvar

a esos zánganos ingratos que quisieran

beber vuestro sudor e incluso vuestra sangre?

 

El grano que sembráis y el oro que descubrís

se lo guarda otro.

Otro es quien llevará

el arma que forjáis y el vestido que tejéis

 

¡Sembrad grano y buscad oro que no sea

para el tirano, para el impostor!

¡Tejed, pero no para el ocioso!

¡Forjad esas armas, pero para vuestra defensa!

 

P. S. Shelley (Consultado en: por Jacques Droz, Historia General del Socialismo. De los orígenes a 1875. Tomo primero, Madrid, 1984, pág. 416.)

El poeta Percival Bysshe Shelley (1792-1822) no se caracterizó por su constancia en cuestiones de índole social, pero dedicó algunas obras a esta materia. Sabemos que al comenzar la segunda década del siglo XIX marchó a Irlanda para unirse el movimiento radical de escritores de panfletos, generando el recelo consiguiente de las autoridades, por lo que tuvo que regresar a Londres. Posteriormente, escribió La reina Mab: un poema filosófico, donde parece evidente la influencia de las ideas anarquistas de William Godwin.

Pues bien, en 1819 escribió un poema titulado “Canto a los hombres de Inglaterra”, una obra que supone todo un alegato social y hasta socialista, y que tuvo gran impacto entre los lectores británicos. El tema de la obra versa sobre cómo está sustentada la sociedad, es decir, en la explotación de los trabajadores, carentes de derechos, pero también supone una llamada a la acción.

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.