LA ZURDA

Las peticiones de los trabajadores en el Domingo Sangriento desde “El Socialista”

En el número del 3 de febrero de 1905 de El Socialista se incluyó una larga columna donde se explicaba lo ocurrido el 22 de enero (9 de enero en el calendario juliano) en San Petersburgo, el “Domingo Sangriento”. También se incluían las peticiones formuladas por los trabajadores. Nos hacemos eco de estas dos cuestiones en el presente trabajo.

En el artículo se aludía a la matanza del 22 de enero, provocando indignación, con huelgas en Moscú y otros lugares. El general Trepoff en San Petersburgo había mandado detener a más de cinco mil personas, incluidas mujeres, para su traslado a Siberia. En Moscú se había amenazado con la deportación a los huelguistas si en 24 horas no reanudaban el trabajo. Se alude a las arbitrariedades. El proceder de las autoridades no había contenido la revolución, sino que la había propagado. Se aludía, por otro lado, a que muchos soldados no habían usado las armas. El zarismo, propio de otra época, desaparecería, según el periódico socialista.

Estas eran las peticiones de los trabajadores:

  1. Libertad de prisioneros por delitos políticos, sociales o religiosos.
  2. Libertades de reunión, prensa, tribuna y reconocimiento del habeas corpus.
  3. Instrucción gratuita
  4. Responsabilidad de los ministros
  5. Igualdad ante la ley
  6. Separación de la Iglesia y el Estado
  7. Impuesto progresivo sobre la renta
  8. Traslado gradual de la propiedad de la tierra a los campesinos
  9. Anulación inmediata de los pedidos de armamento a las casas extranjeras
  10. Cese inmediato de la guerra con Japón
  11. Abolición del cuerpo de inspectores industriales
  12. Creación de un cuerpo de inspectores obreros para investigar los abusos que se cometen
  13. Libertad de las asociaciones obreras
  14. Jornada de ocho horas
  15. Abstención del estado en las luchas entre el capital y el trabajo
  16. Salario mínimo
  17. Establecimiento de pensiones a ancianos y víctimas de accidentes laborales

Por otro lado, se informaba también que el Partido Obrero Social Demócrata ruso había publicado en Ginebra un manifiesto titulado “¡Al mundo civilizado!”, condenando las matanzas del 22 de enero, atacando al zarismo y solicitando la colaboración de todos los amantes de la libertad para acabar con el absolutismo en Rusia.

Hemos empleado como fuente el número 987 de El Socialista.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.