Quantcast
ÚNETE

Mitin de las obreras de la aguja en Chamartín ante el auge del trabajo a domicilio (1930)

La Federación Nacional del Vestido y Tocado emprendió una campaña de propaganda sindical femenina en 1930. En esa campaña nos acercamos al acto que se celebró en el mes de agosto en la Casa del Pueblo de Chamartín de la Rosa, que estaba situada, como es sabido, en Tetuán. La campaña se emprendió porque en el sector textil madrileño se estaba pasando del taller al trabajo a domicilio femenino con unas consecuencias laborales y salariales mucho peores para las trabajadoras, provocando que el sindicalismo socialista se pusiera en marcha para promover la sindicación de estas obreras, una tarea, presumiblemente, más complicada por la atomización del trabajo frente a la concentración de la mano de obra en una fábrica o taller. En este sector, además, la Iglesia, a través de conventos y damas dedicadas a la catequesis, tenía una gran importancia al promover muchos encargos.

El acto comenzó con unas palabras de Saturnino Hernández, y después pronunció un discurso Francisco Molina Bárcenas de la Agrupación local, que fue concejal y teniente de alcalde de esta localidad del norte de Madrid. Molina hizo una verdadera síntesis del ideario sindical socialista. Explicó que había muchas muchachas con la ilusión de tener un trabajo para poder vivir y ayudar a sus padres, pero que no eran conscientes del “mísero” jornal que recibían. Molina defendía la necesidad de que estas jóvenes se uniesen para cambiar la industria a domicilio. Había que luchar por mejorar las condiciones laborales, por lo que era muy importante la organización, crearla donde no la hubiere, y que los cambios solamente podrían venir de las propias trabajadoras.

El siguiente orador fue Antonio del Moral de la Sociedad de Sombrereros, que insistió en la fuerza de la unión de las trabajadoras de la aguja, pero, además, aludió a la lucha política en los distintos niveles, además de la sindical. La lucha política era importante porque en las instituciones se hacían las leyes para conseguir las mejoras, en otro canto a la estrategia socialista de combinación de la lucha política con la sindical.

Joaquín Muñoz, de las Juventudes Socialistas de Madrid, se centró más en la necesidad de que la lucha fuera conjunta, de hombres y mujeres, para cambiar el sistema porque el problema de la explotación era general. Pero, además, analizó la situación del trabajo a domicilio, aspecto que puede interesarnos para ahondar en el conocimiento del mundo laboral femenino en la España del momento. Muñoz aludía a la falta de condiciones higiénicas en este trabajo. Muñoz insistía mucho en las repercusiones negativas en la maternidad de este trabajo, además de aludir a la falta de seguros sociales y de atención médica. Después también aludió a dos enemigos más de la mujer obrera textil: el cura y la dama dedicada a la catequesis, que intentaban comprar a las trabajadoras con encargos a cambio de influir en sus casas para que los maridos defendiesen ideologías “retrógradas”.

El mitin se centró, a continuación, en las intervenciones de las hermanas Luz y Cristina García Pérez, fundamentales sindicalistas en el área textil y socialistas con responsabilidades en el Partido. Luz explicó que los patronos cerraban los talleres para dar trabajo a las obreras, ya que, era más fácil explotarlas porque en los talleres existía una legislación que cumplir, mientras que en el trabajo a domicilio no había ninguna. También aludió al trabajo en los conventos, y criticó la explotación que sufrían estas trabajadoras, que ganaban cinco o seis reales en jornadas agotadoras. Por eso, insistió a las asistentes que desconfiasen de las damas catequistas que compraban votos con encargos.

Claudina García cerró el acto expresando que la suerte de las obreras de la aguja era muy mala, solamente comparable a la de los campesinos. Para evitar esa situación había que organizarse, el quid de la cuestión siempre en los mítines de propaganda sindical socialista.

Hemos consultado el número 6716 de El Socialista. Por otro lado, conviene consultar el Diccionario Biográfico del Socialismo Español para ahondar en la figura de las hermanas García Pérez. Por fin, el libro de Mart Del Moral Vargas, Acción colectiva femenina en Madrid. (1909-1931), 2012, es una tesis uy interesante sobre la lucha de las mujeres en el Madrid de los primeros decenios del siglo XX.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.