LA ZURDA

Los socialistas y el trato a los repatriados españoles del Brasil en 1930

El año 1930 fue un fundamental en la historia contemporánea de Brasil, ya que murió la denominada República Velha, y llegó al poder Getulio Vargas. Pues bien, algunos españoles fueron repatriados en el otoño.

Este artículo trata de la denuncia que los socialistas realizaron a finales de octubre sobre la forma en la que fueron explotados los emigrantes en el Brasil de las haciendas, y de cómo fueron tratados en la repatriación. No era la primera vez desde el socialismo español se denunciaban algunos aspectos de la situación de los emigrantes en América. Debemos recordar, por su parte que la inmigración española a Brasil ha sido muy importante en la historia, especialmente entre 1880 y 1930.

Entre el 26 y el 27 de octubre de 1930 llegaron a Madrid los primeros repatriados procedentes de las haciendas y ciudades brasileñas. Venían enfermos y mal alimentados, ya que estuvieron viviendo acogidos en el Consulado español que, al parecer, solamente disponía de una ración diaria de comida, seguramente por falta de fondos. La travesía marítima fue realizada en un barco alemán donde la alimentación fue también escasísima, a base de patatas cocidas sin tan siquiera sal. Llegaron a Vigo, y en un tren fueron conducidos a la capital en un interminable viaje de cuarenta y ocho horas. Allí fueron enviados al Parque de Mendigos. La situación de los niños era aún más calamitosa.

Los periodistas entrevistaron a los repatriados que les informaron de la explotación que habían sufrido durante su estancia en Brasil. Los fazendeiros se enriquecían a costa de la “carne española”, incumpliendo lo estipulado en los contratos de trabajo, no se pagaban salarios, no se suministraba la comida, etc. Al parecer, el Consulado español no podía atender a todos los españoles que querían regresar y algunos terminaban sus días esperando el regreso en muy malas condiciones, cuando no se producían fallecimientos.

La prensa denunciaba que el gobierno no ponía los medios adecuados para poder repatriar a los españoles que deseaban hacerlo, y que se pedía que hiciera una campaña en las zonas de emigración sobre los agentes clandestinos de emigración.

Los socialistas se hacían eco de estas noticias y denunciaron la explotación capitalista de estos trabajadores, pero, además, denunciaban la insensibilidad del gobierno con los emigrantes españoles que, acosados por el hambre, tenían que marchar a lejanas tierras para encontrar una situación aún peor. Y cuando regresaban a España se les ponía un “tren mixto” para que cruzaran la Península de un lado a otro, como si fuesen “una piara de cerdos”.

Hemos consultado el número 6779 de El Socialista. Por otro lado, para profundizar sobre la emigración española a Brasil se puede consultar el trabajo de José de Souza-Martins, ”La inmigración española en Brasil y la formación de la fuerza de trabajo en la economía cafetera. 1880-1930” en el libro editado por Nicolás Sánchez Albornoz, Españoles hacia América: la emigración en masa (1995).

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.