Quantcast
ÚNETE

El análisis de Pablo Iglesias del socialismo y los trabajadores asturianos a comienzos del XX

Pablo Iglesias estuvo en el otoño de 1901 en Asturias en una maratoniana “excursión de propaganda”. El líder socialista publicó en el número 815 de El Socialista, en octubre de ese año un trabajo donde repasaba la situación del socialismo asturiano, pero, además, revelaba algunas de sus ideas sobre los trabajadores de la región.

El socialismo asturiano en la transición de los dos siglos experimentó un claro avance, después de un intenso trabajo previo, especialmente en la década de los noventa. En 1891 se crearía la Agrupación de Gijón, y al año siguiente se fundaba la de Oviedo. En 1897 se abriría la Agrupación de Mieres, que hemos estudiado en otro trabajo, y la de Sama de Langreo. Un año antes, los socialistas asturianos sacaban La Aurora Social, su órgano de expresión. En enero de 1901 nacería en Oviedo la Federación Socialista. Pues bien, en este marco aportamos el informe del fundador del PSOE.

La primera cuestión que valoraba Pablo Iglesias era el aumento del número de agrupaciones, ya que no hacía mucho solamente había tres, y en ese momento ya ascendían a 15, y se presumía un gran crecimiento en breve plazo. Las razones del predecible aumento se cifraban en el desarrollo industrial con el consiguiente aumento de la clase trabajadora que ganaba salarios superiores a los de otras regiones, y por el “carácter reflexivo” de estos trabajadores en Asturias. En este sentido, Pablo Iglesias siempre insistía en la necesidad de la reflexión contra la precipitación que achacaba a los trabajadores imbuidos de las ideas libertarias, más dados a la acción y la huelga sin medir las consecuencias. Precisamente, en ese tiempo en El Socialista y en otros foros, como mítines y conferencias, los socialistas se estaban dedicando a reflexionar sobre las huelgas y la huelga general, siendo prudentes con la primeras y contrarios a la segunda. En este sentido, es muy significativo que Pablo Iglesias comentase que en su gira asturiana había comprobado que las ideas socialistas calaban entre los trabajadores, pero que no se exaltaban, y que no mostraban afición “á las frases gordas”. Por otro lado, elogiaba otra virtud que había observado, la “voluntad”, como lo probaba el interés general que había en las agrupaciones ante problemas de espacio para contar con casa propia en breves plazos. La tercera virtud de los trabajadores asturianos tenía que ver con la solidaridad. Los obreros asturianos no eran los más veteranos en España en relación con la vida societaria, como señalaba Pablo Iglesias, pero estaban demostrando, precisamente, esa virtud de la solidaridad en las huelgas al auxiliar a los huelguistas.

La Aurora Social, el órgano de expresión del socialismo asturiano, se había empleado en una campaña contra la embriaguez y el camorrismo, y que parecía estaba dando sus frutos entre los trabajadores.

También constataba que la clase trabajadora asturiana se estaba destacando por combatir la fiesta de los toros. Los socialistas asturianos no se habían limitado a la crítica de la denominada “fiesta nacional”, como se hacía en otros lugares, sino que habían organizado giras en los lugares donde se celebraban corridas para conseguir que tuvieran menos espectadores.

En conclusión, Pablo Iglesias pensaba que en Asturias había una excelente clase trabajadora dispuesta a entrar en el socialismo, y que no había recibido las influencias de los demócratas burgueses, en alusión al republicanismo, que también mereció su crítica con alusiones a los principales líderes hasta el momento en dicha región, calificados como caciques.

Además del número citado del periódico socialista, todo interesado en estudiar la historia del socialismo asturiano puede acudir a la monografía de José Girón Garrote, Historia del socialismo en Asturias. La Agrupación de Langreo (1897-1921), de 2014, y que podemos consultar en formato ebook. En la página web de la FSA-PSOE se hace un recorrido sobre la historia de la misma. Por fin, el autor de este artículo publicó en junio de 2017 un trabajo sobre los difíciles comienzos del socialismo en Mieres en El Socialista, y que puede consultarse en la red.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.