Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La Escuela de Obreros de La Fraternidad en 1872

En este breve trabajo nos acercamos a una iniciativa para la formación de obreros, obra de un político republicano, Diego María de Quesada, denominada “La Fraternidad”, que funcionaba, al menos, en 1872 en la madrileña calle del Arco de Santa María, nº 3. Sabemos de su existencia gracias a “La Ilustración Republicano Federal”, una revista dominical del republicanismo federal, en cuya portada, además de una alegoría femenina de la República con una bandera tricolor con la divisa de “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, se proclamaba “dedicada al pueblo español”, incluía el nombre de Cristo y las frases “amaos los unos a los otros” y “todos los hombres son iguales”, además de los nombres de los mártires republicanos. Esta revista contenía artículos sobre política, historia, ciencia, el movimiento obrero, la I Internacional y la Comuna de París, la mujer, las quintas y la esclavitud. Sus grabados eran de gran calidad, y entre sus colaboradores destacaron, entre otros, Pi i Margall, Castelar, Figueras, y una mujer, Matilde Chernec.

Pues bien, en el número del 16 de marzo de 1876 se daba cuenta de esta escuela, elogiando el esfuerzo del trabajador que robaba “horas al sueño y al descanso” para adquirir la “instrucción que tanto necesita, y que tanto debe enaltecerle”.

Al parecer, se habían celebrado exámenes entre los días 28 y 29 de febrero, en moral, lectura, escritura, aritmética, gramática, geometría, y dibujo. Los exámenes fueron presididos por Quesada, que pronunció un discurso, e intervino el Doctor Tapia, catedrático de Universidad para el examen de moral. La crónica explicaba que causó admiración oir al marido explicar los deberes para con su esposa, a los padres con los hijos, etc. También llamarían la atención las planas y dibujos ejecutados por los obreros, así como el examen de gramática, consistente en un análisis, en el que los alumnos tenían que explicar el valor gramatical de las palabras y otras cuestiones.

También los examinados tuvieron que resolver problemas de aritmética, explicar el nuevo sistema de medidas, es decir, el sistema métrico decimal, nombrar las figuras geométricas planas y determinar el área de las de uso más frecuente en las artes.

Al parecer, en esos exámenes también tuvo lugar un ejercicio de solidaridad, ya que se procedió a una cuestación voluntaria por parte de los trabajadores para aliviar a un compañero que había perdido a su padre.

Quesada demostró el fruto del trabajo educativo no sólo con estos exámenes, sino presentando también dos jóvenes, a los que se les había eximido del “servicio de las armas” por saber leer, escribir y contar, conocimientos adquiridos en la Escuela.

Nada más sabemos, pero queríamos dar testimonio de esta iniciativa filantrópica del republicanismo federal y democrático en el seno del mundo obrero, como ejemplo del interés de aquel por los trabajadores, cuestión que, años después se complicaría, al desarrollarse de forma independiente el anarquismo, y por la beligerancia del socialismo contra el republicanismo al considerar que la emancipación de los trabajadores no podía encontrarse en el mismo, sino ser obra de los propios obreros con conciencia de clase a través de un partido obrero y de sociedades obreras organizadas.

Hemos consultado el número 9 del Año II de la revista mencionada, a la que podemos acercarnos, y conocer sobre ella en la página de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.