LA ZURDA

Hallan nuevas relaciones tróficas datadas en Cuenca hace 130 millones de años

Imagen de los restos de coprolitos del yacimiento de Las Hoyas (Cuenca) analizados por investigadoras de la Universidad Autónoma de Madrid. Imagen cedida por la Universidad. EFE Imagen de los restos de coprolitos del yacimiento de Las Hoyas (Cuenca) analizados por investigadoras de la Universidad Autónoma de Madrid. Imagen cedida por la Universidad. EFE

Científicos de la Universidad Autónoma de Madrid han descubierto, tras analizar heces fosilizadas con 130 millones de años de antigüedad, que los animales vertebrados de Las Hoyas, en Cuenca, se alimentaban principalmente de peces y de gambas.

Los investigadores han analizado los coprolitos (heces fosilizadas) encontrados en el yacimiento de Las Hoyas y obtuvieron esta información sobre las interacciones tróficas de los animales que habitaron ese antiguo humedal en el Cretácico inferior, ha informado hoy la Universidad Autónoma de Madrid.

La principal novedad que aporta el estudio es la presencia de restos de crustáceos (decápodos como gambas y cangrejos de río) en el interior de los coprolitos, algo poco común en el registro fósil mundial, y los investigadores han hallado además escamas pertenecientes a peces primitivos.

La "excepcional" preservación de esos fósiles se ha debido, ha explicado la Universidad en una nota de prensa, a que no se han incorporado minerales que hayan podido modificar la composición inicial de los coprolitos.

El estudio de esos fósiles y las estrategias digestivas de sus productores, sumado a la identificación de las presas permitieron a los investigadores concluir que los peces de pequeño y mediano tamaño de Las Hoyas se alimentaban principalmente de decápodos, y que las tortugas y los peces de gran tamaño se alimentaban de otros peces más pequeños.

Las conclusiones del trabajo se han publicado en Cretaceous Research, y en el mismo han participado la investigadora Sandra Barrios de Pedro, del departamento de Biología de la Universidad Autónoma, la profesora e investigadora Ángela Delgado Buscalioni, y la doctora Karen Chin, del Departamento de Geología y Museo de Historia Natural de la Universidad de Colorado en Boulder (EEUU). EFE.