Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Margarita Nelken y la mujer trabajadora: la conferencia de enero de 1919

“-Pedid salarios equitativos, exigid mejor trato; conquistad la vida a que tenéis derecho como mujeres y como madres” (Margarita Nelken)

Queremos acercarnos a la conferencia que una joven, pero ya muy activa, Margarita Nelken impartió en la Casa del Pueblo de Madrid a comienzos del año 1919 sobre la mujer trabajadora. En ese mismo año publicaría un libro muy destacado de su producción, La condición social de la mujer en España. Su estado actual: su posible desarrollo. Sin lugar a dudas, fue un texto un tanto controvertido, reivindicando la igualdad social y sexual de la mujer, además de denunciar a determinado feminismo que consideraba domesticado o manso, además de acusar a la religión de ser uno de los factores fundamentales de la opresión que padecía la mujer en España. En ese último punto estaría la clave de su postura contraria en el debate sobre el reconocimiento del derecho al sufragio femenino en 1931. Mientras ese poder eclesiástico fuera tan evidente no se podía reconocer dicho sufragio, una tesis semejante a la defendida por Victoria Kent. Lo importante era desarrollar el feminismo entre las mujeres trabajadoras. El feminismo de verdad era el que se asociaba a la lucha de esas obreras. Su conferencia iba en este sentido.

El acto tuvo lugar el 2 de enero en la mencionada Casa del Pueblo, inaugurando un curso de conferencias del Grupo de Estudiantes Socialistas.

Nelken dejó claro nada más comenzar su exposición que no se trataba de si la mujer debía o no entrar en el taller, puesto que eso ya era una realidad, lo que verdaderamente importaba era saber en qué condiciones debía realizarse el trabajo femenino.

Como es sabido, durante mucho tiempo el movimiento obrero fue contrario a que la mujer trabajara fuera de casa. Así lo constataba la conferenciante. Los trabajadores veían en las obreras una competencia peligrosa porque por su falta de organización y concienciación social era más fácilmente explotada, provocando una bajada de salarios, es decir que repercutía en todos. En este sentido, citó el caso, que desconocemos, de una huelga producida en Zaragoza para pedir el despido de las obreras. Pero todo eso se superaría, según Margarita Nelken, si se fomentaba la organización obrera entre las mujeres. También expuso lo que había pasado en los países en guerra cuando muchos trabajadores se habían negado a que muchos puestos que habían dejado los hombres que habían ido al frente fueran ocupados por mujeres, obsesionados con que empeorarían las condiciones salariales y laborales.

Pero también explicó cómo en Inglaterra comenzó a cambiar el planteamiento, ya que el movimiento obrero había entendido que el enemigo no era la mujer, sino, como siempre había sido, el capital, el enemigo común de trabajadores y trabajadoras.

Citó a Flora Tristán en su obra La Unión Obrera, donde habría nacido el “feminismo proletario”, y donde defendía que la acción debía ser conjunta, de hombres y mujeres.

Y en ese punto trató de uno de sus temas más tratados, el de la influencia eclesiástica sobre la mujer, aunque en este caso en la cuestión laboral. La Iglesia había hecho que el trabajo no fuera completamente libre, sino como un favor, una obra de caridad.

Atacó a los Sindicatos católicos femeninos. El trabajo de la mujer no necesitaba de Patronatos ni de Sociedades Benéficas.

Nelken estudió el movimiento obrero de las cigarreras, el carácter internacional del movimiento obrero, y otras cuestiones, para terminar defendiendo la necesidad de que las mujeres trabajadoras siguieran luchando porque era el único camino de la emancipación (“redención”), “salvando su maternidad”, aspecto que siempre tuvo mucha importancia en la intelectual.

Hemos empleado como fuente el número 3445 de El Socialista.

Nos parece recomendable, al respecto de este artículo, la lectura del siguiente trabajo:

Franco Rubio, Gloria A. (2004). «Los orígenes del sufragismo en España». Espacio, tiempo y forma. Serie V, Historia contemporánea (UNED) (16), págs s455-484. Y, más en concreto con el objeto que aquí nos ocupa, los trabajos de Marta del Moral Vargas: “Las mujeres trabajadoras en la Casa del Pueblo: propaganda política, sindicalismo y práctica cotidiana de los valores socialistas”, en Moral Sandoval, Enrique (coord.), Centenario de la Casa del Pueblo de Madrid, 1908-2008. Madrid. SECC UGT Madrid y Fundación Pablo Iglesias, 2008, pp. 193-197; “El Grupo Femenino Socialista de Madrid (1906-1914): pioneras en la acción colectiva femenina”, Cuadernos de Historia Contemporánea, 27 (2005), pp. 247-269; y Acción colectiva femenina en Madrid, 1909-1931. Santiago de Compostela: Universidad de Santiago de Compostela, 2012

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.