ÚNETE

Sin más inversión pueden morir 11 millones de menores por cáncer en 30 años

Hasta 11 millones de niños podrían morir por cáncer entre 2020 y 2050 si no se efectúan inversiones adicionales, a pesar de que todos los países pueden aplicar tratamientos sostenibles y asequibles. EFE/Juanjo Martín Hasta 11 millones de niños podrían morir por cáncer entre 2020 y 2050 si no se efectúan inversiones adicionales, a pesar de que todos los países pueden aplicar tratamientos sostenibles y asequibles. EFE/Juanjo Martín

Hasta 11 millones de niños podrían morir por cáncer entre 2020 y 2050 si no se efectúan inversiones adicionales, a pesar de que todos los países pueden aplicar tratamientos sostenibles y asequibles, según advierte una comisión especializada, integrada por cerca de medio centenar de expertos.

La revista The Lancet publica este lunes un estudio desarrollado por 44 expertos, entre los que figuran algunos de los "principales" oncólogos, autoridades sanitarias, pediatras y economistas a "nivel mundial".

Subrayan que, sin inversiones adicionales en cuidados oncológicos, las últimas estimaciones apuntan a que más de 11 millones de menores de 14 años morirán de cáncer en los próximo 30 años. La mayoría de ese total, hasta 9 millones o el 84 %, se encuentran en países de ingresos bajos y medio-bajos.

"Durante demasiado tiempo, ha habido una idea generalizada errónea de que el cuidar de niños con cáncer en países de ingresos bajos y medio-bajos es caro, irrealizable e inapropiado debido a la competencia entre prioridades sanitarias, lo que está muy lejos de la realidad", explica en un comunicado Rifat Atun, profesor de la Universidad de Harvard (EE.UU.) y copresidente de esta comisión de expertos.

Asegura que este estudio demuestra con "pruebas convincentes" que es "posible mejorar los resultados en niños con cáncer" y que, además, representa una "inversión altamente rentable" para "todos los países", ya sean "ricos o pobres".

"Ampliar el acceso a diagnósticos, tratamientos y cuidados de apoyo, así como reforzar los sistemas de salud en general, podría prevenir más de 6 millones de muertes de menores y generar beneficios económicos de casi dos billones de dólares en los próximos 30 años", expone Atun.

Los expertos reconocen que, en las últimas décadas, se han efectuado "progresos sin precedentes" en esas áreas, lo que permite ahora curar muchos cánceres en menores, pero lamentan que las grandes "desigualdades en la financiación" y en el "acceso a la atención" han dado lugar "a disparidades mundiales" en las tasas de supervivencia.

En torno al 80 % de menores diagnosticados con esta patología en países de ingresos altos vivirá durante más de cinco años, frente a menos del 30 % que lo hace en países de ingresos bajos y medio-bajos, mientras que en zonas de África oriental esa cifra cae hasta el 8 %. "Hasta la fecha, la inversión destinada al cáncer infantil en países en vías de desarrollo ha sido minúscula.

Sin embargo, el cáncer infantil ya no es complejo, costoso, difícil de diagnosticar, o complicado de tratar", dice Ramandeep Arora, del Hospital Max Super-Specialty en India.

Revela que los resultados para niños de países con ingresos bajos o medio-bajos podrían "mejorarse enormemente" si se abordan "cuestiones clave", como "los retrasos en diagnósticos" y la "falta de acceso a medicamentos esenciales".

"Nuestro informe -señala Arora- presenta un marco médico basado en evidencia que pueden usar los países para implementar, integrar y ampliar las vías de atención para el cáncer infantil". EFE.