Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La denuncia de los trabajadores del ferrocarril en Mataró en 1891

Una de las secciones que más duró en la historia de El Socialista fue la que llevó por título “Despotismo Patronal”. Surgió muy pronto, en el número 10, del día 14 de mayo de 1886.

El Socialista pretendía que se hicieran públicos los atropellos que sufrían los trabajadores, ya fueran niños, mujeres u hombres. Estos abusos eran considerados en muchos casos como algo natural por parte de las víctimas y no los denunciaban. Además, si lo hacían podían sufrir represalias, como la pérdida del trabajo y, por consiguiente, del salario. En consecuencia, estos hechos solamente eran conocidos por los que los padecían. Pero los problemas aumentaban y, como consecuencia, se percibía una mayor conciencia por parte de los trabajadores que estaban comenzando a dar publicidad a sus situaciones y casos concretos, denunciando estos hechos ante sus compañeros de trabajo. El Socialista pretendía convertirse, por tanto, en eco de estas denuncias.

Pues bien, un grupo de obreros de Mataró (no había firma) enviaron una carta, fechada el 16 de abril de 1891, a la redacción de El Socialista para denunciar unos hechos. En la misma llamaban la atención del gerente de la Compañía del Ferrocarril, a la sazón, Claudio Planas, acerca del comportamiento de ciertos encargados de la carga y descarga en relación con su trato con los trabajadores, algunos de los cuales habían perdido su empleo. Por eso, pedían, desde las páginas del periódico, que el gerente impidiera estas “tropelías”.

Al parecer, habían detectado que uno de los encargados cometía especialmente abusos. Querían buscar “pruebas positivas” para hacer público su nombre, para que fuera conocido (“despreciado”) por todos los obreros.

Pero, además, la carta pública quería ser un llamamiento a la afiliación sindical, pues se recomendaba a los compañeros de trabajo que acudiesen a la Asociación (presumiblemente, sería la Sociedad de Oficio o Resistencia), porque era el mejor medio para impedir que patronos y encargados cometiesen abusos. La organización siempre fue un valor para el socialismo.

El hecho concreto se publicó en la sección referida en el número 269 de El Socialista.

Sobre El Socialista es imprescindible la consulta de El Socialista (1886-2011). Prensa y Compromiso Político, catálogo que publicó la Fundación Pablo Iglesias en noviembre de 2011 sobre la exposición que tuvo lugar en Madrid. Sobre la sección de “Despotismo Patronal” contamos con un trabajo nuestro en este medio de El Obrero, titulado, “El surgimiento de la sección “Despotismo Patronal” en El Socialista” (diciembre de 2017)

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.