Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

El problema del descanso dominical en Girona en 1908

La Ley de Descanso Dominical en España fue promulgada en 1904, generándose no pocas polémicas, además de numerosos incumplimientos. El Instituto de Reformas Sociales fue el organismo encargado de estudiar los conflictos e incumplimientos de la norma, emitiendo oportunos informes. En este artículo nos acercamos a uno de esos conflictos, que se produjo por el expediente de establecimiento de mercado dominical en Girona, discutido en la sesión del Instituto de Reformas Sociales del 19 de octubre de 1908.

Al parecer, la ciudad tenía mercado tres días a la semana: lunes, jueves y sábado, siendo el último el más concurrido. Una comisión de comerciantes y el Ayuntamiento afirmaban que de forma espontánea se fue organizando el mercado también en domingo. Sobre esta situación habían declarado favorablemente un conjunto de organismos y colectivos: la Diputación, diecinueve Ayuntamientos de poblaciones vecinas, los gremios de abogados y procuradores, el Círculo Católico de obreros, los obreros y obreras sastres, los periódicos, la mayoría de la Junta local de Reformas Sociales, y algunos párrocos. En contra habían declarado los vocales obreros de la Junta Local, que habían presentado dos instancias protestando contra la concesión, pero también se habían manifestado en contra las personas de los pueblos vecinos encargados de llevar personas y mercancías a Girona en los días de mercado, pero no en domingo, en cuyo día no hacían servicio alguno. En el expediente también se había aportado la información del impuesto de diez céntimos que cobraba el Ayuntamiento a cada cochero que acudía al mercado los jueves y sábados, pero no el domingo, junto con un calendario para Cataluña donde se señalaban todos los mercados de la región, y donde se podía leer que en Girona solamente se celebraban en lunes, jueves y sábado. Por fin, la última documentación aportada tenía que ver con el servicio de trenes de billetes económicos que se habían establecido para facilitar el viaje al mercado de los sábados.

Al parecer, en Girona se habían establecido acuerdos entre la patronal y los trabajadores en algunos sectores -dependientes de comercio, sastrería y barberos- para trabajar los domingos a raíz de la publicación de la Ley del Descanso dominical, pero que fueron anulados porque incumplían la ley, por lo que los patronos buscaron una fórmula para burlar la ley promoviendo un expediente sobre mercado dominical que fue desestimado en 1905 por el Instituto de Reformas Sociales y el ministro, intentándolo de nuevo en esta ocasión presente. El informe volvía a ser desfavorable, siendo aprobado por unanimidad por los vocales del Instituto.

Pues bien, los promotores no se rindieron, y consiguieron que se permitiera el mercado dominical gracias al gobierno liberal de Canalejas. Los socialistas denunciaron en este hecho en las páginas de El Socialista, recordando que por dos veces el Instituto de Reformas Sociales se había negado, y también el ministro conservador De la Cierva. Ponían este hecho como un ejemplo de lo que se podía esperar de los liberales.

Hemos trabajado con los números 1194 y 1297 de El Socialista. Sobre el descanso dominical el lector puede acercarse a través de la red al trabajo fin de grado de Judit Cartagena Vicente, Origen del descanso dominical en España, (junio de 2017) de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.