Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Fuerza del amor

Sostenidos sobre una sábana,

cálida y blanca

cubiertos de nada.

Vivos y enteros,

vestidos con nuestras almas.

solos, juntos de nuevo.

 

Es la piel de mi energía

transeúnte de tu alma,

la que recorre el rincón de tu día

Mientras, invocas a la calma:

es la caricia que se me escapa,

de seda y albahaca.

Es el aliento que se nos impone

en el envés de los corazones

 

Son los dedos de tu fuerza,

entregados hijos del viento,

los que recorren el horizonte de mi espalda.

Mientras, sonrío y pienso:

es un beso, el que nos ata,

de miel y plata.

Es una palabra, la que nos libera

entera y eterna.

Amor

Me llamo Matilda Vital. Nací en un pueblo montañero cerca del mar. Mi abuela materna lavaba la ropa en el lavadero del pueblo. Me encantaba el olor de la ropa limpia tendida al sol bailando con el viento. Todo lo que me lleva hasta la libertad del amor se parece a esa ropa limpia que aún anclada a su cuerda fija, no deja de volar. La poesía siempre me lleva hasta ese lugar de gozo, libertad y vivencia personal. Por eso, tal vez, me he ganado la vida haciendo lo que me gusta hasta el punto de aceptar heroicamente el dolor también del amor.