Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La emboscada

Lejos de estar muerto, un cuerpo en descomposición rebosa de vida.

El país. Ciencia. 3 de noviembre de 2015


Afirmar que la vida es la frontera,


el límite cuando equis tiende a cero,


un nombre sin razón ni paradero,


la voz que clama existo y desespera.

 



Saber que el alma vive prisionera


y trata de burlar al carcelero


cavando en su interior un agujero


para huir como gato por gatera.

 



Alma presa de un cuerpo vengativo, 


cuando al fin de la carne se despoja


comprende que la vida era emboscada,



 

que el cuerpo tras la muerte sigue vivo


y que ella solo existe en paradoja:


dentro del cuerpo el ser; sin cuerpo, nada.

(Del libro El Arpa de Ur)

De la biografía de Sergio Iborra (1975), madrileño afincado en Rivas-Vaciamadrid desde hace más de tres lustros, cabe destacar que es licenciado en Economía y funcionario de la Comunidad de Madrid; dos rasgos circunstanciales pese a los cuales ha conseguido ser dramaturgo (y ocasionalmente actor teatral y de cortos cinematográficos), y ver publicados un par de poemarios (Discurso del Polvo, 329, Ed. Endymion; y El Arpa de Ur, 790, Ediciones Vitruvio), con los que espera no haber sido indigno de la milenaria tradición literaria en castellano.