Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La nada discreta homosexualidad de Jacinto Benavente

La homosexualidad de Jacinto Benavente (1866-1954) fue un secreto a voces que él tampoco se preocupó mucho en desmentir. Defendió la revolución rusa, fue republicano hasta la médula y defendió la dictadura como si le fuera la vida. 



Su caso en la España de Franco no fue aislado. Algunos importantes homosexuales, defensores del régimen, disfrutaron de una relativa libertad. Así fue el caso del director de cine que recibió más apoyo instititucional, Juan de Orduña, el bailarín Antonio símbolo del arte y la cultura popular bajo el franquismo, o la transformista Madame Arthur, medalla al mérito del trabajo. Mientras, los disidentes o los jovenes LGTB de clases mas bajas sufrían una terrible represión.

El contenido homoerótico de muchos de los poemas de Benavente es evidente. Podemos encontrar elogios a los efebos: "Por ti, por ti clamaba cuando surgiste, infernal arquetipo, del hondo Erebo, con tus neutros encantos, tu faz de efebo, tus senos pectorales y a mí viniste..." O este poema dedicado a los jóvenes marineros:



TIENES ojos marineros, 


marinero es su color, 


esmeraldas y zafiros,

 
celos y esperanzas son, 


entre verdes y entre azules,

color de mar y de amor.

Mar adentro de tus ojos

s
e ha entrado mi corazón, 


mar adentro en tu mirada

 
quisiera perderme yo, 


marinero de mi vida, 


marinero de mi amor.



Algunas anédotas ya os las he comentado en otras ocasiones. Un ejemplo es su relación de amor-odio con la cupletista Raquel Meller, de quien llegó a decir que necesitaba un bozal. 



Don Jacinto sufrió el acoso y la maledicencias del grupo de inetelectuales de izquierda próximos a Ramón Gómez de la Serna, como Carmen del Burgo o Rafael Cansino. El propio Gómez de la Serna le llamaba "Flordeliseado Pirrimplinplin" y a él se le debe esta copla con motivo del estreno de su obra “Una Senyora”:



El ilustre Benavente


ha estrenado "Una señora"


y a coro dice la gente:


!! ya era hora¡¡

Otra anécdota le coloca frente el comentario homófobo del periodista José María Carretero, quien ante su presencia le espetó “yo no cedo el paso a maricones”. Y muy dignamente Jacinto Benavente se bajó de la acera y dijo: “Pues yo sí”

En "El Plural" encontramos otra divertida anécdota con la madre de Estrellita Castro, la Sebastiana, una gitana de armas tomar.  En una ocasión al coincidir con ella, esta le dijo que entre su numerosa prole ella tenía un hijo como él, don Jacinto preguntó  “¿dramaturgo?” y ella con ternura respondió “No, maricón”.

En el blog "Bajo el signo de libra" encontramos este comentario: "Rafael Cansinos-Asséns en su obra "La novela de un literato" introduce un comentario sobre la dificultad de escribir sobre las mujeres, cosa en la que Benavente había tenido mucho éxito, a lo que la escritora Colombine contesta "Es que para conocer a la mujer hay que ser algo mujer"."

Benavente nunca llegó a definirse como homosexual. A pesar de su apoyo al régimen algunas de sus obras sufrieron censura. Muy amigo de Mari Carrillo y sus hijas, las Hurtado, pasó los últimos días de su vida junto a ellas.