Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Muerte y vida

Si muero en vida, muero

Si no muero, muero porque no lo hago

Dejo de vivir en mi, y la llama apago

La llama de mi interno fuero.

 

La hija de Dios, que a Cristo ofrece su vida

Dice con pesar que muere, porque no muere

Y yo, que muero en vida, digo: morir, ¿quién quiere?

Qué tristeza, no vivir aunque la muerte no haya llegado todavía.

 

A ningún Santo rindo culto; a nadie debo mi alegría

Mas a Dios rezo, cuando la parca me acompaña de día

En nadie creo, ni siquiera en el creador, todavía

Pero cuando muero en vida a él recurro ¿qué otra cosa haría?

 

Si mueres por no morir, si no vives en ti

O, sin embargo, la vida amas, pero falleces, sin ésta perder

¿Qué te desvincula de quienes su existencia anhelan perder?

Teresa, dime, te lo ruego ¿porqué sufres así?

 

Quienes vivir pueden, hacerlo no quieren

Quienes no pueden, hacerlo desean

Quienes creen, la esperanza pierden

Los que no, al creador rezan.

 

Es el hombre quien felicidad ajena rapta

Eres tú, hombre, mujer, quien a Dios mata

Porque él, que creó la vida, ha muerto

El hombre le ha dado muerte, sin miramiento.

 

Y ahora, solos, sin nuestro padre, sin esperanza

Morimos porque no morimos, abnegados al regalo de existir

La Facultad de creer murió asesinada, en la matanza

La matanza que cometieron aquellos que podían vivir, pero morían por no morir.

Estudiante de Ciencias Políticas y Administración Pública en la UPV/EHU. Militante socialista desde el 2018.