Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Pepe Álvarez: "No se puede aprovechar la pandemia para recortar las pensiones"

  • Escrito por UGT
  • Publicado en SINDICATOS
Pepe Álvarez en una imagen de archivo / EFE. Pepe Álvarez en una imagen de archivo / EFE.

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que “se tiene que llegar a un acuerdo en pensiones en la Comisión del Pacto de Toledo, pero no vamos a aceptar un recorte de las mismas. No se puede aprovechar la pandemia para provocar una reforma que recorte las pensiones, porque sería hipotecar el sistema a futuro”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones previas a su reunión con las estructuras del sindicato en Euskadi, donde ha lamentado que “el Gobierno hablase ayer de pensiones en el Congreso y no sitúe sobre la mesa una cuestión que es un compromiso electoral por su parte, la derogación de la reforma de 2013. Para UGT, es condición indispensable para poder hablar de un nuevo acuerdo en esta materia”.

En este sentido, reprochó al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que hablase de endurecer la jubilación anticipada, “como si las personas que se jubilan anticipadamente lo hacen porque quieren. ¿El ministro no sabe que estas personas lo hacen porque no tienen empleo? ¿Por qué no se centra en incentivar el empleo de los jóvenes, que muchos no tienen trabajo, y dejan de pensar en recortar los derechos de nuestros pensionistas?”.

Por su parte, en relación a esta materia, la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, reitera que la comparecencia del ministro en el día de ayer reitera la reivindicación, desde hace años, de UGT, y no es otra que “para acabar con el déficit de la Seguridad Social, ésta tiene que ingresar lo que le pertenece como ingresos y dejar de pagar lo que no le corresponde, pues la cifra total de déficit equivale al total de los gastos impropios del sistema, unos 17.000 millones de euros”. Por ello, desde UGT “reclamamos que esto se haga cuanto antes, en no más de un año, para que se equilibre y refuerce nuestro sistema de pensiones lo más inmediatamente posible”.

En cuanto a la aproximación de la edad real de jubilación a la edad legal, Barrera considera que “desde UGT venimos denunciando, y así lo expusimos también en el Pacto de Toledo, que el problema está en el mercado de trabajo, pues desde la reforma laboral de 2012 se ha permitido a las empresas despedir a los trabajadores y trabajadoras mayores de 50 años, que ya nunca vuelven a trabajar, su tasa de inactividad crece al 70% por año, y acaban jubilándose. Son jubilaciones aparentemente voluntarias, pero en realidad están forzadas por el mercado de trabajo. Conforman un colectivo de más de 500.000 personas que finalmente sufren recortes en su pensión de hasta el 40%”.

Por ello, “para el sindicato es urgente que se actúe, derogando la reforma laboral, por un lado, que impediría estos despidos y eliminando los recortes de estas pensiones, para quienes además han cotizado por encima de 40 años. Solo así, controlando que las empresas no puedan despedir tan anticipadamente a los trabajadores mayores de 50 años, acabando con esta externalización de gastos que actualmente se permite a las empresas, se conseguiría que se aproximaran la edad efectiva de jubilación a la edad legal”.

Hay que llegar a un acuerdo sobre los ERTE

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado “un acuerdo definitivo en relación a los ERTE, esperemos que sea la semana que viene. Queremos que no se rebaje la prestación para las personas afectadas, que los fijos discontinuos puedan acceder a ella, y que no tengan fecha de caducidad, sino que se revisen de nuevo en diciembre”.

En este sentido, ha afirmado que “no tiene ni pies ni cabeza que se hable de sectores, porque, por ejemplo, un comercio en una zona turística puede no entrar en ERTE y el hotel que tiene al lado sí lo va a tener. No tiene sentido hacerlo de manera cerrada con algunos sectores. Ese es un escollo que creo que salvaremos”.

Una ley que aborde el teletrabajo

Para Pepe Álvarez, “resulta imprescindible una ley que aborde el teletrabajo con el fin de que no se paralice el país”.

De esta forma, ha señalado que el acuerdo “está próximo. El principal escollo es el tiempo que hay que teletrabajar para que se considere teletrabajo. Nosotros habíamos aceptado hasta un 20% de la jornada, la patronal quiere un 30%, pero eso es mucho si no introducimos elementos que podamos sumar durante un tiempo determinado para hacer teletrabajo, porque si no, hacer un día y medio a la semana sin que se considere teletrabajo es mucho tiempo”.

Ingreso Mínimo Vital: no se puede comer con efecto retroactivo

El Secretario General de UGT ha recordado las palabras de ayer del ministro en relación al Ingreso Mínimo Vital. “Los trabajadores y trabajadoras lo están pasando mal. Escuchamos al ministro hablar de efecto retroactivo, pero le vuelvo a recordar que no se puede comer con efecto retroactivo. El IMV no son ahorros, son recursos para que las personas puedan sobrevivir. Es inminente que el Gobierno lo desatasque. La burocracia y la falta de medios han hecho que estemos en situación de colapso y haya centenares de miles de personas que no puedan comer”.

En este sentido, ha señalado que “la pandemia ha venido para quedarse y los problemas de las personas hay que solventarlos. Hay que hablar de negociación colectiva y de reforma laboral. No hay ninguna razón para pensar que no suban los salarios. Si no suben, se colapsará más la economía. Es una mala noticia que el Gobierno plantee congelaciones salariales en el sector público. El aumento de los salarios aumenta el consumo y favorece el crecimiento de la economía también. El Gobierno debería mirar qué hacen otros gobiernos y no imitar tanto a gobiernos de derechas. La política de progreso pasa por reforzar los servicios y los empleados públicos”.

Además, en relación a la reforma laboral de 2012, ha reclamado “su derogación sustituyéndola por un proceso de negociación entre los interlocutores sociales. Es un desastre sin precedentes que ha quitado derechos a los trabajadores y trabajadoras”.