Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

La huelga de poceros madrileños en el otoño de 1899


En el otoño de 1899 se desarrolló la huelga de poceros en Madrid por la reducción de la jornada laboral. En esta pieza explicamos aquel conflicto.

A finales de octubre de ese año los poceros, que ya llevaban un tiempo organizados, se declararon en huelga. Al parecer, la decisión se tomó porque los patronos no habían cumplido lo acordado hacía unos meses en un documento firmado que establecía que el primero de noviembre se aplicaría la jornada de ocho horas para el trabajo regular, y la de seis para el trabajo más especial o penoso. No debemos olvidar, en este sentido, las especiales dificultades de este trabajo.

El trabajo de pocería sufrió en el siglo XIX un cambio importante en relación con el pasado, fruto del desarrollo urbano que se produjo en aquella centuria, especialmente en el último cuarto. Era muy duro, pero atraía a muchos trabajadores porque la jornada era menor que en otros trabajos y tenían mejores salarios. Precisamente, esta huelga es un ejemplo de cómo los poceros consiguieron mejoras antes que otros trabajadores.

Los trabajadores se quejaban de la informalidad de la patronal, consiguiendo paralizar esta actividad en la capital. Esta medida de presión había provocado que algunos de los patronos se acercasen a la Sociedad de Obreros Poceros con el fin de manifestar que estaban dispuestos a cumplir lo acordado.

Al final, con algunas modificaciones en relación con lo pactado, la patronal aceptó la jornada de ocho horas para los denominados trabajos regulares, y de seis horas para la limpieza de pozos de aguas claras y pozos negros. Los guardas serían permanentes, no trabajarán de día y ganarían tres pesetas.

El Socialista se felicitaba de dicho éxito, fruto de la unión y la organización, valores fundamentales del sindicalismo de signo socialista.

La huelga se puede seguir en los números 713, 714 y 715 de El Socialista, de noviembre de 1899.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.