LA ZURDA

El socialismo y la masonería en la España del inicio del XX

Después de la polémica a través de las páginas de El Socialista en el siglo XIX sobre la masonería y el republicanismo, en la que el socialismo criticaba claramente a la Orden como un método estéril para el cambio social, podría suponerse un divorcio entre ambos mundos.

Más lejos de la realidad, porque sabemos que en el crecimiento lento, pero constante del Partido Socialista y de la UGT, comenzaron a contar entre sus filas con masones, aunque, según algún autor como Víctor Arbeloa nunca serían socialistas de primera fila. Pero esta afirmación sobre la importancia o no de estos socialistas es muy relativa, ya que en esa nómina habría que incluir diputados, ministros y altos cargos en la administración de tiempos de la República Por nuestra parte, queremos plantear algunas hipótesis sobre las razones por las que comenzó a haber masones a partir del cambio de siglo en las filas del PSOE. Creemos que pudo influir la llegada de intelectuales y de miembros de la pequeña burguesía ilustrada que, en teoría, podían ser más afines a la masonería, aunque sepamos de la existencia clara de obreros masones ya en el siglo XIX, pero seguramente más vinculados al anarquismo. El acercamiento complicado al republicanismo a raíz de los sucesos de la Semana Trágica pudo influir también, y que desembocaría en la creación de la Conjunción Republicana-Socialista. En todo caso, nos parece que la razón principal reside en que el Partido fue abriéndose más a la sociedad española para competir con mayor éxito con el republicanismo a la hora de conseguir afiliados.

Otra causa para entender que no hubiera dificultades para que ingresaran masones en el PSOE o en la UGT, o que militantes de ambas organizaciones se hicieran hermanos de alguna logia fue que no se estableció oficialmente incompatibilidad alguna en estas organizaciones para poder iniciarse en la masonería, ni se desarrolló una corriente claramente hostil hacia la misma, todo lo contrario de lo que ocurrió en el socialismo italiano. Solamente, en vísperas del estallido de la guerra civil, y en un clima de mayor radicalización en el seno de la poderosa Agrupación Socialista Madrileña, se trató la cuestión de la incompatibilidad en el debate sobre la reforma del programa del Partido que debía ser sometido al próximo Congreso del PSOE. Antonio Muñoz Lizcano, a la sazón secretario de la JSM, fue el autor de una proposición para que el Congreso declarara la incompatibilidad con la masonería por ser una organización burguesa. Fue aprobada en la Asamblea, pero modificada y sin aludir expresamente a la masonería, ya que se estipulaba la imposibilidad de militar en el PSOE si se era miembro de organizaciones que desarrollaran actividades políticas sin el control del Partido. Que se presentase una moción así tenía que ver con el acercamiento en marzo entre las Juventudes Socialistas y las Comunistas, fusionándose en ese momento histórico. Podríamos aludir a la influencia del comunismo en su profunda hostilidad hacia la masonería En todo caso, al quedar aprobada la proposición como hemos expresado, los masones socialistas pudieron estar tranquilos porque no sólo no se aludía explícitamente a la orden, sino porque, además, podían argumentar que la masonería llevaba tiempo negando que fuera una opción o facción política o que fuese una organización que intentase ejercer influencia en el mundo político. Los socialistas que eran masones no tuvieron problema alguno para seguir siéndolo.

Podemos consultar las siguientes referencias:

V. Arbeloa, “Los Socialistas y la Masonería”, Historia 16, nº 35 (1979), pp. 37-48.

F. Benimeli, “Socialistas y Masonería”, Tiempo, nº 306, (1988), págs. 14 y ss.

G. Vatri, “Italia, la génesis de la antimasonería de izquierdas”, Papeles de Masonería. VII, (2013), pp. 29-48.

E. Montagut, “La izquierda y la masonería en la historia de España entre el siglo XIX y el XX”, en Papeles de Masonería. XI, (CIEM), (2017), pp. 23-35.

El Socialista, nº 8119.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.