Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Pietro Nenni

El 9 de febrero de 1891 nacía Pietro Sandro Nenni, figura capital del socialismo italiano. En la efeméride de su nacimiento recordamos su larga trayectoria durante gran parte de la historia italiana del siglo XX, muy especialmente después de la Segunda Guerra Mundial en la nueva República.

Nenni nació en Faenza, en la Emilia-Romaña, muy cerca de Ravenna. Su familia estaba al servicio de los condes de Ginnasi. En 1896 perdió a su padre.

Nuestro protagonista comenzó en el mundo del periodismo, pero su gran vocación fue la política. En 1911, en pleno estallido de la guerra de Libia contra los turcos, fruto de la política del imperialismo italiano que deseaba hacerse con la Cirenaica y la Tripolitania, fue detenido por organizar una manifestación contra dicha invasión donde también estaba el ya muy activo socialista Mussolini. Debemos recordar que esta invasión generó en el socialismo italiano una viva polémica entre partidarios y contrarios de la misma, en el seno de la profunda división que vivía el Partido entre reformistas y radicales. Mussolini llegó a declarar que este ataque era un acto de delincuencia internacional. Por su parte, Nenni aún no militaba en las filas del socialismo. No se afiliaría hasta 1921. Al año siguiente fue nombrado redactor jefe de Avanti!, el órgano socialista fundamental del PSI. Desde sus páginas lanzó fuertes críticas a Mussolini, ya fuera del Partido, y en plena explosión fascista, y llegando al poder después de la confusa Marcha sobre Roma.

El fascismo italiano cerró el periódico socialista en 1926, aunque se publicaría fuera de Italia. Nenni, por su parte se exiliaba en Francia. En ese momento su protagonismo en el PSI creció.

Al estallar la guerra civil española su compromiso político motivó que fuera ayudar personalmente la causa de la República, al trabajar como comisario político de la Brigada Garibaldi, el grupo italiano de combatientes que tanto protagonismo tuvo en la Batalla de Guadalajara donde, se enfrentaron a las tropas del Corpo Truppe Volontarie del lado sublevado, sufriendo éstas una clara derrota. Así pues, en suelo español se libró el primer combate entre italianos. Podemos considerar que supuso una victoria moral del antifascismo italiano que perduraría en la memoria de los futuros partisanos y luchadores contra el fascismo en suelo italiano en la Segunda Guerra Mundial.

Pietro Nenni regresaría a España en 1976 para asistir al Congreso del PSOE. Afirmaría que la guerra civil “fue un acto del fascismo internacional” en una entrevista que le hizo el diario El País al entonces senador y presidente del PSI.

En 1943, el socialismo italiano vivió un proceso de unificación entre los exiliados y resistentes, que desembocó en la creación del Partido Socialista de Unidad Proletaria, o PSIUP, que firmaría una alianza con los comunistas.

Parecía que la confluencia de ambas formaciones era inevitable, pero no fue así. Entre 1946 y 1947 hubo una gran discusión interna, especialmente cuando Giuseppe Saragat regresó de Estados Unidos y acusó a Pietro Nenni de estar muy cerca del PCI. En 1947 el Partido recuperó su nombre de siempre, el PSI.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Nenni adquirió un gran protagonismo político. Entre 1945 y 1946 fue vicepresidente en los gobiernos de coalición de Ferrucio Pari y Alcide de Gasperi, el gran líder de la primera Democracia Cristiana. Estuvo, por tanto, en la organización del trascendental referéndum sobre la monarquía o república en Italia, y que desembocaría en la abolición de la primera, y la creación de la República italiana. Mientras tanto, el PSI seguía inclinándose hacia el entendimiento del PCI de la mano de su secretario general Rodolfo Morandi.

Posteriormente, en el nuevo gobierno de Alcide de Gasperi, Nenni fue elegido ministro de Asuntos Exteriores. Pero en enero de 1947 abandonó el gobierno, alejándose del presidente del Consejo de Ministros, poniendo fin a la alianza de la posguerra, y porque defendió dentro del PSI al sector favorable al entendimiento con los comunistas, justo en el momento inicial de la guerra fría. En ese año se produce la primera gran escisión socialista italiana de posguerra. Nenni sigue al frente del PSI, y Giuseppe Saragat lideraría el PSDI, el Partido Socialista Democrático Italiano, contrario al acercamiento comunista. El PSI condenó en el Congreso de Florencia de 1949 la Doctrina Truman, el Plan Marshall, y el Pacto Atlántico. La muerte en 1955 de Morandi allanaría el inicio de un cambio de tendencia en el Partido Socialista. Además, en la Democracia Cristiana, Fanfani defendía la necesidad de acercarse a su izquierda, favoreciendo la postura de los miembros del PSI favorables a soltar amarras con el comunismo.

Nenni rompería con el comunismo a raíz de la invasión soviética de Hungría. El Congreso de Venecia fue decisivo en el cambio del PSI. En ese año de 1957 Nenni se enfrentó a la postura de crear una especie de frente popular con el PCI, apostando por el acercamiento a la Democracia Cristiana.

Pero las divisiones del socialismo siguieron existiendo. En 1963, Nenni entró en un gobierno de centro-izquierda como vicepresidente, provocando una nueva escisión del ala más radical del socialismo. Esa división se superó en 1966, aunque de forma más nominal que otra cosa, provocando que Nenni fuera elegido presidente del PSI. En 1968 fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores en el gobierno Rumor, pero dimitió al año siguiente porque no consiguió que el Partido apoyase su idea de continuar con la alianza de centro-izquierda. El debate en el seno del socialismo italiano fue siempre de una gran intensidad, especialmente en los años sesenta, entre los distintos grupos y sectores. En realidad, el socialismo italiano casi puede ser considerado desde sus inicios como el más dividido y polémico de Occidente, aunque esto podría ser discutido, en cierta medida, por el socialismo francés.

En 1970 sería nombrado senador vitalicio. Volvería a presidir el PSI, y hasta se presentaría en 1978 como candidato socialista a la presidencia de la República.

La muerte llegaría el 1 de enero de 1980.

El lector español puede acercarse para profundizar en la historia del socialismo italiano, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial con el trabajo de Jacques Droz en la monumental obra que el mismo coordinó, Historia General del Socialismo, en el tomo que abarca de 1945 a nuestros días, es decir, hasta los años setenta del pasado siglo. Esta obra es imprescindible, como hemos insistido en varias ocasiones, para el estudioso o curioso del socialismo. En España fue editada por DestinoLibro en 1983, con segunda edición de 1986.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.