Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

José Luis Alonso de Santos, el teatro vivo


No recuerdo que José Luis Alonso de Santos (Valladolid, 1942) haya dicho "no" a una cita con alumnos, - algunas con cierta dificultad en la organización-, para explicar qué es el teatro o presenciar un ensayo en cualquier lugar y tiempo, más allá de las fronteras y de los presupuestos. En esos encuentros siempre cuenta una anécdota o pone un ejemplo que nunca olvidas, así es, así me lo dijeron, y así lo he comprobado.

Repasar sus premios, su trayectoria teatral... nos ocuparía un espacio del que no disponemos, su autoridad configura un largo recorrido. Desde sus comienzos en el teatro independiente hasta su último estreno, el teatro con él siempre está vivo y es actual. Nos plantea los pequeños y grandes conflictos del hombre bajo una puesta en escena aparentemente sencilla y unos personajes corrientes que conectan con el público. Alonso de Santos que ha sido catedrático de Escritura Dramática en la Real Escuela Superior de Arte dramático, conoce bien el oficio. Conoce bien a nuestros clásicos, se sabe de memoria a Lope…

Su gran éxito dramático Bajarse al moro, estrenada en 1985 y desde entonces lectura obligatoria en muchos centros de enseñanza, con mucha aceptación entre el alumnado juvenil. Historia de una escalera y Bajarse al moro, no fallan. En Bajarse al moro, el mundo marginal y la integración social se presentan como tema y los personajes así se expresan, en una España que está cambiando, con libertad. Este léxico marginal, identitario de los personajes y su época, pasaría después a la lengua común y algunas palabras serían reconocidas por la RAE: cachondeo, colega, colgao, enrollarse, madero... Libertades recién estrenadas, el mundo de la droga y el mundo oficial. Los dos planos que ya están en La Celestina y que reconocemos por su aproximación a la realidad.

La actualidad, ese otro componente que José Luis lleva a las tablas y que sorprenden y acercan a un público que no es el que se ve en la comedia convencional. Los personajes hablan y se comunican con tal autenticidad que los hace verosímiles y lo emocional enriquece al espectador. Y no es fácil ni sencillo, conlleva construir un lenguaje literario a partir de la oralidad del lenguaje coloquial. El argot, que identifica a los elementos del grupo, tiene un gran interés sociológico. Los personajes se enriquecen porque hablan como sienten y el espectador lo disfruta.

La escritura dramática, es un libro imprescindible para estudiosos y autores de cine, teatro y televisión. Un manual que invita a conocer aspectos teóricos y prácticos.

Junto con otros autores como Sanchís Sinisterra y Juan Mayorga, entre otros, es autor de piezas cortas.

Teatro Breve (50 obras cortas), es una colección variada y poco convencional, Cartas de amor a Mary y Epitafio, entre otras, merecen mucho la pena, en ellos demuestra una gran capacidad de síntesis. En Lo que no pudo ser:

ÉL. – Bien, sea verdad o mentira lo que me dices es algo que no tiene nada que ver conmigo. Es cosa de películas. Eres una mujer muy atractiva..., preciosa..., pareces encantadora..., un sueño, pero yo sé que no eres para mí. Lo sé como sé que esto que tengo debajo son mis pies, no alas para volar. ¡Qué más quisiera yo que lo que me propones fuera posible! Pero, sencillamente, sé que no lo es. Las cosas son lo que son. De vez en cuando en la vida llegan hasta uno las hadas de los cuentos que leímos de niños ofreciéndonos paraísos, pero ya no somos niños. Yo, por lo menos no lo soy. Y no te puedes imaginar lo mucho que me ha costado aceptar esto.

ELLA. - Así no podrás ser feliz nunca.

ÉL. - Es posible, pero esto para mí no es el principal problema de la vida.

ELLA. - ¿Entonces cuál es para ti el problema?

ÉL. - No ser desgraciado. Tú eres un sueño, y los sueños no sirven cuando uno está despierto. Y no quiero tener que vivir dormido toda mi vida.

Cuadros de amor y humor al fresco, piezas breves en la que el amor, el humor y el ingenio se entrecruzan y sirven para conocer distintos nieles sociales y sus complejas vidas. Una verdadera mártir no se nos olvida.

ÉL. - ¡Pero bueno... ¡Qué manía has cogido! No me quiero casar, a ver si te enteras. Soy ferroviario. me gusta conducir trenes por el mundo y no quedarme pegado a unas faldas en casa, tener niños y ver en la televisión esos programas estúpidos que nos cuentan cómo es la vida estúpida de los seres estúpidos. Yo soy un poeta de las vías de alta velocidad y odio a las mujeres, a ver si te enteras. [...]

ELLA. - Soy una mujer muy antigua, necesito un monstruo como tú para ser completamente desgraciada, como mi madre. Yo la he visto llorar desde pequeña, noche tras noche... ¡Yo también tengo derecho a sufrir!

Desde Viva el duque, nuestro dueño hasta El vuelo de las palomas y Mil amaneceres (premios de la Crítica de Castilla y León, 2019 y 2020) ha escrito éxitos que han sido llevados al cine, La estanquera de Vallecas. También es autor de series y de ensayos y una interminable lista de conferencias, charlas y seminarios.

Una obra extensa y enorme que nos conecta con nuestro tiempo y nos enseña deleitando los problemas del hombre y sus pasiones: el amor, la traición, el desengaño, la complicada vida en pareja y el fracaso.

Coincidimos con él: la esperanza y la risa nos permiten vencer las adversidades. La risa y la emoción que nos conmueve. Su gran humanismo, el conocimiento del ser humano que le despierta piedad y por el que proclama un mundo más humano y más compasivo. ¡Gracias, maestro! 

María C. Galera fue ayudante de Don Enrique Tierno Galván. Es Doctora en Filología Hispánica y profesora de Lengua y Literatura Castellana.