Quantcast
ÚNETE

David Trueba: "La COVID-19 ha profundizado en la paradoja social y política"

El escritor, guionista y director de cine David Trueba ofrece una rueda de prensa este martes. EFE/Juan González. El escritor, guionista y director de cine David Trueba ofrece una rueda de prensa este martes. EFE/Juan González.

El escritor, guionista y director de cine David Trueba ha considerado este martes que la pandemia de la COVID-19 ha profundizado en la paradoja social y política, al disociar aún más los discursos de las acciones, y ha agravado "los "tiempos de desamparo que veníamos viviendo".

Trueba, que estos días presenta en la Semana Negra de Gijón su libro "Tiranía sin tiranos", ha considerado que la pandemia ha sacado a la luz discursos de solidaridad y ternura en las redes sociales y a la vez acciones que no se corresponden con ellos.

A este respecto, ha recordado que al mismo tiempo que la gente se solidarizaba con las víctimas y aplaudía el esfuerzo del personal sanitario, había vecinos que intentaban que estos no regresaran a sus domicilios por el riesgo de contagio.

"Hay como dos vidas, una que tiene que ver con la imagen pública y los discursos y otra en las acciones, que es donde debe residir el verdadero compromiso", ha dicho. El autor ha destacado que "la clave de nuestro tiempo es convertir el discurso, muchas veces políticamente correcto, en acciones".

Trueba, que en su ensayo "Tiranía sin tiranos" denuncia el excesivo individualismo de la sociedad, ha dicho que no culpa a los políticos de ser oportunistas porque tienen que someterse al examen de los ciudadanos en cada una de las elecciones y eso les condiciona.

El director de "Vivir es fácil con los ojos cerrados" y de "La buena vida", entre otras películas, ha destacado que "todos somos responsables del tiempo en el que vivimos".

"En estos tiempos el tirano no necesita imponerse por la fuerza porque le basta con seducir", ha afirmado Trueba, quien también ha considerado que la pandemia se ha convertido en "la mayor amenaza al sexo carnal en la historia de la humanidad".

Además, Trueba ha hablado de su libro, "El río baja sucio", publicado el pasado año por Siruela, en el que narra las vivencias de dos adolescentes de vacaciones en un pueblo cuyo principal curso de agua está contaminado.

Trueba ha discrepado con la clasificación de literatura juvenil que se le ha dado a esta obra, al asegurar que se siente como "un estúpido" dentro de la prisión de los géneros y no pensó en ello cuando la estaba escribiendo.

Ha reconocido, sin embargo, que la idea de captar lectores de entre 14 y 20 años le parece "un desafío interesante" porque a esas edades es cuando se deja de leer. Trueba ha considerado que el libro no existe hasta que está acabado y por ello no firma contratos por anticipado con editoriales.

"Trato de ser libre, no tener ataduras, y por el mismo principio por el cual no firmo contratos por anticipado no contraje matrimonio", ha expresado. EFE.