Quantcast
ÚNETE

El Festival de Almagro, "un imposible" que quiere ser impulso para los demás

  • Escrito por Concha Barrigós
  • Publicado en Cultura
El director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García, durante una entrevista con Efe. EFE/Mariano Cieza Moreno/ Archivo El director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García, durante una entrevista con Efe. EFE/Mariano Cieza Moreno/ Archivo

Su pesadilla era que solo hubiera "tres" espectadores pero se han vendido ya el 70% de las entradas: "esta edición del festival de Almagro parecía un imposible en abril y ahora somos los primeros y queremos ser impulso para el resto", asegura en una entrevista con EFE su director, Ignacio García.

Con el verso de María de Zayas "De mil gustos de amor, el alma llena" como bandera, el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro desplegará a partir del 14 de julio su 43 edición: 23 espectáculos, 5 de ellos estrenos absolutos, y 3 conciertos, es decir el 30% de lo que fue la programación el año pasado.

La Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) con un recital de poesía mística a cargo de su director, el actor Lluis Homar, y de Adriana Ozores; la Joven CNTC estrenando "En otro reino extraño"; Rafael Álvarez "El Brujo" con "El Lazarillo de Tormes" o Alberto San Juan dirigiendo "Polvo enamorado", son algunas de las propuestas de esta "rara" pero "emocionante" edición.

"Vivo este momento con mucha ilusión y orgullo de que el equipo y el patronato haya conseguido celebrar una edición que en abril parecía un imposible. Hemos hecho mil adaptaciones a todos los contextos posibles y estamos muy ilusionados y orgullosos con el resultado", explica García.

Sienten "mucha responsabilidad" ante lo que va a pasar hasta el 26 de julio, porque es el primer festival de artes escénicas de esa magnitud que se pone en marcha en España -Mérida comienza el 22 de julio- "y habrá muchas miradas puestas en Almagro".

"Tenemos mucha responsabilidad porque tiene que salir todo bien para que sea un impulso para los demás", apostilla.

La venta de entradas muestra, "desde el primer día, que el público quiere regresar al teatro y recuperar sus hábitos. Almagro tiene un público muy fiel quiere venir este año también. Hay espectáculos agotados ya y quedan pocas entradas para el resto".

A pesar de que la norma regional les permitiría tener un aforo de hasta el 75% el patronato del festival ha decidido que sea al 50%, lo que sumado a que son dos semanas menos de certamen explica también la rapidez con la que se están agotando las entradas.

"Primaba la prudencia y no había que estirar al límite. No queremos abusar. Creo que así se permite fluidez y más seguridad en las entradas y salidas de los espectadores".

Y si su pesadilla fue que entraba en la plaza de las Bernardas de Almagro y solo había "3 espectadores y Mario Gas", se ríe, su sueño, su máxima aspiración es que "todo salga bien" y se pueda vivir y disfrutar del festival "con calma".

Para ello hacen constantes "simulacros" de los protocolos de seguridad, incluidos los de la distancia entre espectadores, que en su espera se verán sorprendidos por "una iniciativa muy poética", ya que cada marca de separación estará "ilustrada" por versos de mujeres del Siglo de Oro.

Otra novedad marcada por la pandemia serán los encuentros telemáticos que han organizado sobre creación y Siglo de Oro en América Latina, unas sesiones que sustituirán al programa de montajes barrocos "de ida y vuelta" que hacían en otras ediciones y que han tenido que cancelar por las dificultades en los viajes.

La que es "la reserva natural del Siglo de Oro" comenzará el 14 de julio con la entrega a la actriz y cantante Ana Belén del Premio Corral de Comedias y el estreno absoluto de "En otro reino extraño".

La "logística" organizativa del acto les está dando "mucho trabajo" porque la inauguración, a la que se espera que asista la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, será "muy diferente" a otras ediciones porque no habrá "foto de familia" y la entrega física del premio a Ana Belén será también "distinta".

El festival, insiste, quiere "transmitir confianza": "La Cultura ha sido muy fuertemente golpeada durante la crisis. Los estancos y las farmacias abiertas y los teatros no. Es más fácil contagiarse comprando un paquete de magdalenas que mirando las Meninas en el Prado", compara.

Almagro "será un éxito si durante dos semanas hablamos de poesía, de belleza, de mujeres del Siglo de Oro, de justicia y libertad y todos nos emocionamos en ese reencuentro", añade García. EFE.