Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Víctor Coyote: "La definición de cualquier artista es tener un toque personal"

  • Escrito por Ana González
  • Publicado en Cultura
El músico Víctor Coyote, durante una actuación . EFE/Alberto Martín El músico Víctor Coyote, durante una actuación . EFE/Alberto Martín

Tras cuatro décadas de música “por los caminos que no son las autopistas” por las que suele viajar todo el mundo, el polifacético Víctor Coyote, exvocalista de la banda Los Coyotes, se reafirma con su último disco “Las Comarcales”, que presentará este sábado en el Festival Noroeste Estrella Galicia, en A Coruña.

“Intento huir de todo lo demasiado conocido”, asegura en una entrevista con Efe Víctor María Aparicio Abundancia (Tui-Pontevedra,1958), pionero del rock latino, que considera que “la definición de cualquier artista es tener un toque personal”.

Como dice la canción que da nombre a su álbum, el también ilustrador y escritor vive “recorriendo rutas que frecuenta nadie”, una afirmación que hace referencia “a la música”, pero también a la literatura, a la pintura o al amor.

Cuando uno hace temas de amor no correspondido, indica, “se siente con ganas de estar solitario” y conducir por carreteras por las que no pasa nadie o en las que haya sitios para pararse a “tomar una cerveza” sin el bullicio de una urbe".

Aunque no todos sus versos “son de llorón”, matiza. Quien inaugurara la escena 'punkabilly' en los ochenta, combina en su último trabajo, como lo hizo en anteriores, los ritmos latinos con el rock and roll, con la premisa de darle siempre a lo que realiza su “carácter personal”, pues en el mundo de la música hay cosas que “suenan demasiado a otras”, opina.

“No sé ya si a estas alturas yo innovo mucho o no”, reflexiona Víctor Coyote, que admite que “desde el punto de vista sonoro” no ha investigado mucho las últimas tendencias, como el uso del vocoder, que se emplea con frecuencia en géneros que también le gustan como el trap o el reguetón.

No tiene un estilo de música favorito, revela al tiempo que cita a algunos de sus ídolos, tales como Willie Colón, Marc Anthony, Professor Longhair, Tego Calderón, Rosalía, “o Rosalía de Castro también”, indica.

En el idioma de esta última ha compuesto una de las piezas de su sexto álbum en solitario, titulada “A pena do home necio”, mientras que en “Trinta Trinidad” ha decidido mezclar el portugués y el castellano.

“El gallego no sé si es mi lengua materna porque yo en la infancia lo hablaba a veces y otras veces no, pero desde luego es el idioma de mi tierra y el portugués también casi es el idioma de mi tierra”, afirma el artista tudense.

No es el mismo de la década de 1980, dice sin dudar, porque entonces “no era Víctor Coyote ni siquiera, era Víctor, el cantante de Los Coyotes”, en una época que “estuvo bien”, pero de la que se dicen “muchas bobadas”, considera.

“Yo no hice música porque se hubiese muerto Franco, porque esa idea de que el punk fue una respuesta a la muerte de Franco es una tontería como la copa de un pino”, asevera el solista, que señala que antes de ese momento ya existían grupos de rock como Asfalto, Smash o Los Bravos.

Por eso, opta por no rememorar demasiado sus inicios en sus actuales actuaciones, en las que toca “dos o tres canciones antiguas, no más”, porque entonces “los indicadores" le empiezan a decir "que la cosa no va bien”.

“Hay canciones que se cantan cuando uno es joven que ya es mejor no cantarlas”, confiesa, pero uno de los temas que sí entonará en la coruñesa plaza de María Pita es su nuevo single 'La Maravilla', una original composición que reflexiona sobre los animales “como seres que son maravillosos pero que después son sanguinarios”.

“El que se crea que los animales son seres bondadosos es un pazguato”, sostiene el cantante, que pretende rebelarse contra la imagen que algunos tienen y asegura que “los animales no son buenos porque la naturaleza no está supeditada a la moralidad”.

Víctor Coyote afronta con ganas su cita en este festival reducido, del que espera “que la gente disfrute a pesar de las restricciones” derivadas del coronavirus. “Pero vamos, que tampoco pasa nada por ver los conciertos así”, asevera. EFE.