Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Izal, Lola Índigo y Pablo López, en el I ANAIM Club Fest

La cantante Lola Indigo. EFE. EFE/Juan Carlos Hidalgo La cantante Lola Indigo. EFE. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El ANAIM Club Fest, festival promovido por la recientemente creada Asociación Navarra de la Industria Musical, contará con conciertos “en formato reducido” desde el próximo 29 de agosto hasta el 28 de noviembre y contará con artistas como Izal, Lola Índigo y Pablo López.

La propuesta artística, señalan desde la organización, “busca el eclecticismo y el equilibrio entre disciplinas musicales” y tiene como denominador común la participación de artistas promovidos o representados por empresas pertenecientes a ANAIM.

Será en “Formato Club”, con aforo reducido, localidad preasignada y servicio de hostelería en mesa, para asegurar el “orden y respeto que requiere la situación generada por la Covid-19”.

El vicepresidente de ANAIM, Óscar Briones, ha señalado en rueda de prensa que “una de las medidas necesarias era reactivar la industria y el trabajo adaptado a la nueva realidad, dando un paso adelante para que los sectores de la música pudieran avanzar”.

Ha informado de que este Formato Club “se hará con varias medidas, entre las que destaca la disposición de los asistentes con mesa y sillas altas, y que permitirá disfrutar de manera adaptada a la situación”.

Sobre el programa, que reunirá a 30 artistas en 21 actuaciones, Briones ha destacado que se trata de “un cartel muy diverso y muy potente, adaptando la necesidades sabiendo que se pueden traer artistas”.

En materia de aforos, se pasará del formato de 80 personas en salas a las 1.300 personas en Navarra Arena, con 650 en pista y 650 en gradas, “adaptando la situación a lo que pueda ocurrir ahí fuera, porque la situación es bastante complicada que requiere un trabajo muy fuerte para prepararlo y adaptarlo”.

Por su parte, el responsable de la entidad NICDO, (Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio), Javier Lacunza, ha celebrado que “tantas personas formen parte de este proyecto y que lo acometan de manera colectiva y no individual” bajo el paraguas de ANAIM.

Sobre el Navarra Arena, ha indicado que “está tocando transformar las sedes porque se verá un espacio que no se parecerá en nada hasta el de la fecha” y también el espacio de Baluarte, con una transformación en el acceso y evacuación del edificio.

Asimismo, ha informado de que el sistema de venta de localidades “asegurará la trazabilidad de las entradas con un sistema de rastreo” y que requiere “un trabajo entre bambalinas que no ha terminado y que probablemente tenga que modificarse según las circunstancias” con el fin último de “minimizar el riesgo”.

Por último, ha reconocido que se viven las circunstancias “con respeto pero no con miedo”, ya que la situación “está difícil ahí fuera pero no hay que estar parados sino buscando soluciones”. EFE.