Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Yllana fusiona el concierto de cámara con la comedia en "Maestrissimo"

  • Escrito por  Silvia García Herráez
  • Publicado en Cultura
Actores de la compañía teatral Yllana participan este martes en una representación para la prensa de la obra 'Paganini 2', en una sala de los Teatros del Canal en Madrid. EFE/David Fernández Actores de la compañía teatral Yllana participan este martes en una representación para la prensa de la obra 'Paganini 2', en una sala de los Teatros del Canal en Madrid. EFE/David Fernández

Un cuarteto de cuerda de los siglos XVII y XVIII son los protagonistas de "Maestrissimo (Pagagnini 2)", un espectáculo cómico-satírico de la compañía Yllana, que fusiona grandes éxitos de ópera con otros estilos musicales para abordar temas como la ética, la creación o el valor del arte en la sociedad.

"Maestrissimo",que se puede ver desde hoy y hasta el 6 de septiembre en la Sala Roja de los Teatros del Canal de Madrid, es una obra que se caracteriza por la sinergia entre el concierto de cámara y la comedia, algo que, según uno de sus directores, David Ottone, no es nada sencillo.

"El camino no es fácil, para crear un espectáculo como este hay que trabajar mucho, probar diferentes cosas, investigar, hasta que, poco a poco va cogiendo forma de lo que queremos mostrar.

Es verdad que nosotros ya traíamos experiencia de otras obras anteriores, como la de 'Pagagnini', pero aun así hay que pensar mucho en el espectáculo para que el público se lo pase bien", ha explicado Ottone a EFE.

Así, con un repertorio formado por piezas de Bach, Vivaldi, Mozart, Beethoven, Paganini o Sarasate, mezclado con versiones de Metallica o The Police, la obra sigue las aventuras y desventuras de un cuarteto de cuerda, cuyo objetivo es abrirse paso en la escena musical con un intérprete de relleno, un "segundón sin apellidos, pero con un talento descomunal", que quiere alcanzar el título de maestrissimo.

"Han tenido que pasar años para que se reconociera a los grandes músicos y a las grandes obras clásicas. Por ello, el talento es una de las cosas que más se va a ver reflejado en la obra, queríamos hacer especial hincapié en ello", explica el codirector Juan Ramos.

Pero a pesar de la cuestión del talento, de hablar de la historia de la música, la creación o la ética, tanto para los artistas como para sus directores, lo principal de la obra es el divertimento.

"Es un espectáculo divertidísimo acompañado de una música espectacular, va a enganchar a la gente. Además, independientemente de la edad que tengas o de los gustos musicales, la gente va a salir del espectáculo queriendo escuchar música, queriendo repetir el espectáculo y, lo que es también importante, queriendo ir a más conciertos", resalta Jorge Guillén, uno de los actores.

La idea de esta obra surgió en 2019, para darle una vuelta al espectáculo original, "Pagagnini", 13 años después. "Queríamos dar un paso más en el espectáculo, investigar en la historia de la música y trabajar también más el estilismo. Por lo que, para esta segunda parte decidimos retroceder 300 años en el tiempo", explica Ottone.

De acuerdo con esta idea, otro de los intérpretes, Jorge Fournadjiev, añade que "esta parte es incluso más divertida que la primera, porque no es una segunda parte como todo el mundo se va a esperar, es totalmente diferente en cuanto a historia y a comedia".

"Ha sido un trabajo duro pero podemos decir que ya lo tenemos", apunta Jorge Guillén, antes de añadir: "Esperamos que tenga la misma acogida que la obra predecesora". EFE.