Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Microrrelatos


“Y después de hacer todo lo que hacen se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.” Amor 77, Julio Cortázar.

“Hay novelas que aun sin ser largas no logran comenzar de verdad hasta la página 50 o la 60. A algunas vidas les sucede lo mismo. Por eso no me he matado antes, señor juez.” Carta del enamorado, Juan José Millás

“Hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba, y hablaba. Y venga hablar. Yo soy una mujer de mi casa. Pero aquella criada gorda no hacía más que hablar, y hablar, y hablar. Estuviera yo donde estuviera, venía y empezaba a hablar. Hablaba de todo y de cualquier cosa, lo mismo le daba. ¿Despedirla por eso? Hubiera tenido que pagarle sus tres meses. Además hubiese sido muy capaz de echarme mal de ojo. Hasta en el baño: que si esto, que si aquello, que si lo de más allá. Le metí la toalla en la boca para que se callara. No murió de eso, sino de no hablar: se le reventaron las palabras por dentro.” Hablaba y hablaba, Max-Aub

“En un desierto lugar del Irán hay una no muy alta torre de piedra, sin puerta ni ventana. En la única habitación (cuyo piso es de tierra y que tiene la forma de círculo) hay una mesa de maderas y un banco. En esa celda circular, un hombre que se parece a mí escribe en caracteres que no comprendo un largo poema sobre un hombre que en otra celda circular escribe un poema sobre un hombre que en otra celda circular…El proceso no tiene fin y nadie podrá leer lo que los prisioneros escriben.” Un sueño, Jorge Luis Borges

Si analizamos estos textos, tienen algo en común: son breves. Además, reúnen todas las características de la narratividad: tiempo, lugar, personajes, acción, narrador. La transformación de un estado inicial, la intertextualidad, el humor y la elipsis los definen como microrrelatos. El microrrelato es un texto literario en prosa, articulado en torno a la hiperbrevedad y la narratividad.

Estoy leyendo una Antología del microrrelato español (1906-2011). El cuarto género narrativo publicada por Cátedra, es interesante. Tiene un estudio preliminar muy ilustrativo y la edición es valiosa. Reúne textos de setenta y tres autores y abarca más de un siglo. Reúne diversos estilos y temas: desde el realismo a la fantasía onírica, del humor negro al lirismo. Las antologías cuando son ambiciosas tienen la exageración de la ambición y la ilusión de lo difícil. Es una empresa laboriosa y compleja, Irene Andrés-Suárez, ha realizado un trabajo arriesgado y meritorio. El amplio prólogo recoge tanto información teórica como una trayectoria histórica desde los orígenes hasta la influencia de las nuevas tecnologías.

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí de Augusto Monterroso es el ejemplo más valioso para explicarlo. Crímenes ejemplares de Max Aub, un libro que podría ser lectura obligatoria en el instituto para comprender lo que estamos comentando. Trabajar los microrrelatos en el aula y en los talleres literarios es un buen recurso didáctico que mejora la práctica de la escritura; ofrece esta práctica muchas posibilidades para fomentar la creatividad, la fantasía y el buen uso de nuestra lengua.

No es fácil escribir un microrrelato, esta literatura micro que reúne entre cinco y doscientas cincuenta palabras aproximadamente, produce sorpresa en el lector, tiene un título llamativo, un final inesperado (incluso moraleja), tensión, sobrentendidos, elipsis, lector activo y ocurrente…ardua tarea. La depuración hace difícil su realización y, a veces, su lectura.

Lógicamente, echas de menos algunos nombres, voy a recordar solo a Quim Monzó. En la actualidad uno de los escritores que merece la pena destacar es Felipe Díaz Pardo. Es imposible que estén todos. Siempre me sorprenden Gómez de la Serna, Merino, Martín Garzo, Zúñiga…Juan Ramón… la lista es interminable. La felicidad de Andrés Neuman y La meditación del vampiro de Hipólito G. Navarro me han gustado mucho.

Vivimos tiempos de rapidez y prisas, la ciencia y la literatura muestran la brevedad como un hallazgo que caracterizará este siglo, nanotecnología y microchips. Pienso en esas largas tardes de verano, interminables, en mi pueblo, con Galdós, Clarín, Flaubert, Dostoyevski, Tolstói…Ana María…Almudena,,, esas largas novelas a las que les debo la mitad de los sueños, la curiosidad y la sorpresa de saborear el tiempo.

María C. Galera fue ayudante de Don Enrique Tierno Galván. Es Doctora en Filología Hispánica y profesora de Lengua y Literatura Castellana.