Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? De Paul Gaugin


Estas tres preguntas titulan la que es considerada la obra cumbre del pintor francés Paul Gaugin, encuadrada dentro del estilo post impresionista, y que para algunos representa el testamento del artista, ya que fue pintado en una agónica situación vital, enfermo, alcoholizado y devastado por la noticia de la muerte de su hija: “Mi hija ha muerto. Ya no quiero a Dios”, fue la proclama del artista en su desesperación.

¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? (D'où venons nous? Que sommes nous? Où allons nous?) - Paul Gaugin / Wikipedia.

De lo que no cabe la menor duda es que estilo de Paul Gaugin sigue vivo y fresco después de más de un siglo. Fue el creador del lenguaje del que luego germinaron las llamadas “vanguardias”. Tanto Matisse como Picasso reivindicaron su importancia. El primero en su uso del color; el segundo por el uso del primitivismo.

Como tantos otros, el talento de Gaugin fue reconocido después de su muerte. Su vida fue una completa aventura llena de paradojas. Es curioso que para alguien que amaba el primitivismo, la bohemia, el gusto por la expresión a través del color, adquiriera la independencia económica para poder pintar de un trabajo tan técnico como ser agente de bolsa. Pero esta decisión de ser artista le hace sacrificar su estabilidad económica, y marchar a Bretaña. Sus pinturas empiezan a mostrar zonas de color muy contrastadas que recuerdan a las vidrieras (“cloisonismo”), como es el caso de “El Cristo amarillo”. Su pintura evolucionará hacia el “sintetismo”, en la que la importancia entre la figura y el color está equlibrada.

Tras viajar por diversas partes del mundo, entre las que se encuentra la isla de Martinica, recala en Arlés, viviendo allí una tormentosa amistad con Van Gogh, sin que ello supusiera la falta de admiración de un artista por el otro. “¡Formidables! No fueron pintadas con el pincel, sino con el falo. Cuadros que son, al mismo tiempo, arte y pecado [...] Esta es pintura que sale de las entrañas, de la sangre, como el esperma sale del sexo”, llegó a decir el pintor holandés de las obras de Gaugin realizadas en la isla antillana.

Pero serán otras islas, la que forman el archipiélago de la Polinesia, en las que recalará y finalmente morirá, sifilítico y cansado de la vida.

El título de la obra que nos ocupa parece responder a las cuestiones fundamentales que afectan al ser humano, sin embargo se refieren a las tres preguntas que hace el tahitiano cuando se encuentra con un forastero: “¿De dónde vienes? ¿Quién eres? ¿A dónde vas?”

Es un cuadro de grandes dimensiones, fechado en 1987, que nos habla de la vida, pero en una evolución cronológica inversa a la lectura que solemos hacer habitualmente. Porque en la esquina inferior izquierda nos coloca el final, la muerte, representada por la figura de una momia, mientras que en el extremo contrario un bebé, que es el origen, duerme. Del ocaso al nacimiento pasando por el mundo de los adultos que se desarrollan en la parte central del cuadro. El ídolo no representa a una deidad tahitiana sino a Hina, diosa hindú de la Luna. La mujer apoyada en el brazo es Variaumati, la llamada “Eva” tahitiana. La mujer vieja la representa, como ya hemos apuntado, a semejanza de una momia peruana expuesta en el Museo del Trocadero de París. La figura hierática central convierte la perspectiva en una pirámide cuyo vértice viene marcado por la mano y el fruto que sujeta, como si simbolizara la manzana del pecado original.

Este cuadro, ya lo hemos señalado al principio, tenía que haber sido el testamento de Gaugin, ya que una vez lo hubo terminado subió a una montaña y se tomó el arsénico que le habían recetado para un eccema de la piel. Pero tomó tanta cantidad que lo vomitó todo, salvando la vida, una vida que le duraría cinco años más.

PREGUNTAS

¿De dónde venimos?

Del vientre de la tierra, del fondo

de las aguas, de más allá de las estrellas.

¿Quiénes somos?

Somos los que sufrimos, los que reímos,

los que amamos, los que nacemos,

y los que morimos.

¿A dónde vamos?

Volvemos al vientre de la tierra,

al fondo de las aguas, a las estrellas…

Tres preguntas que encierran todos

los secretos sin respuesta.

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad acaba de publicar su quinta novela, El amante pluscuamperfecto, con Ediciones Ondina.

Actualmente es concejala de Desarrollo económico y empleo de Rivas Vaciamadrid.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider