Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Damas en azul (arte minoíco)


El título de la obra que hoy leemos nos parece traer reminiscencias picassianas, de la época en que las vanguardias revolucionaban el arte e introducían otra manera de ver el arte. Nada más lejos de la realidad. Porque esta pintura al fresco que hoy “leemos” se realizó en torno al año 1.450 a.C., y forma parte del patrimonio de una civilización que tuvo como cuna la isla de Creta, en donde se sitúa la leyenda del Minotauro.

Fue el arqueólogo inglés Sir Arthur Evans, a quien le debemos haber acuñado el término de civilización minoica, el que descubrió esta pintura, en las excavaciones del palacio cretense, lugar en el que Evans creyó haber encontrado el famoso laberinto ideado por Dédalo, padre del soberbio Ícaro.

La obra que comentamos estaba bastante dañada cuando fue descubierta fruto de las excavaciones en Cnosos, por lo que se puso en manos de Emile Guilleron, dibujante y arqueólogo suizo, que había colaborado ya con Henrich Schiliemann. El restaurador trabajó a partir de otra que se encontró en mejores condiciones, otro fresco denominado Los coperos. Esta reconstrucción, como otras del artista, fueron objeto de filias y fobias, ya que se le acusó de acercar demasiado la obra a los gustos contemporáneos. No obstante, pasado el tiempo, se reivindicó su trabajo de manera muy positiva.

Damas en azul, como ya hemos señalado, es un fresco que representa tres mujeres que, en opinión de algunos, se encuentran charlando entre sí, presenciando algún espectáculo o acto oficial. Podemos observar como la influencia de Mesopotamia y Egipto se refleja en la posición de los cuerpos: cabezas y manos de perfil, mientras que el torso está colocado de frente. También lo están los ojos, tal y como podemos ver en las pinturas egipcias.

Los rostros presentan la nariz recta, cuya evolución daría a luz la famosa y perfecta nariz griega, las orejas y el mentón redondeado, y los labios ligeramente fruncidos en una sonrisa que nos recuerda a la que presentan los kurós y korés del arte griego arcaico que bebió sin duda del arte minoico.

Cabe destacar el cuidadoso peinado de las cabezas de las damas, recogido por cintas y trenzado en ristras de perlas, de los que se escapan unos rizos que dan cierto movimiento a las figuras, movimiento que se quiere acentuar con la dirección de la mirada de una de las figuras respecto a las otras dos, como si observaran dos escenarios diferentes, uno a la izquierda y otro a la derecha… ¿Quizá un espectáculo taurino al que tan aficionados eran los cretenses?

Las tres llevan la misma vestimenta: lo que parece ser un corpiño abierto que deja los senos al descubierto, pero que marca la cintura de avispa, detalle que acentúa la femineidad. Van adornadas con joyas, lo que nos hace suponer sean mujeres de alto rango.

Si el paso de los siglos no hubiera causado suficientes estragos un terremoto, en 1926, volvió a dañar las pinturas, que se restauraron esta vez bajo la mano del hijo de Emile Guilleron.

A pesar de que poco nos ofrecen de la obra original, las Damas en azul no dejan de seducirnos y llevarnos a un pasado en el que el Minotauro llenó de terror Grecia hasta que fue derrotado por Teseo y el hilo de Ariadna.

Laberinto 

El azar o la magia hicieron confluir nuestros destinos:

no estaban anunciados a encontrarse. 

Nadie elige el minuto, ni siquiera el instante

que transforma una vida. 

Ahora, debo desenredar el hilo liado en este confuso laberinto

de miradas, sensaciones y sonrisas.

Encontrar el camino sin un mapa, andar el sendero trazado

más allá de tus huellas 

Vaciarme de recuerdos matando a mi propio Minotauro;

arrancar las velas negras del olvido, buscando como Ariadna,

ya sin Teseo, la luz. 

Artículo y Poema (Del libro Momentos de Arena y Hielo Neopatria 2015) © Elena Muñoz

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad acaba de publicar su quinta novela, El amante pluscuamperfecto, con Ediciones Ondina.

Actualmente es concejala de Desarrollo económico y empleo de Rivas Vaciamadrid.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider