Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El Museo Picasso mostrará las joyas picassianas y la obra de su hermana Lola


El director del Museo Picasso de Barcelona, Emmanuel Guigon. El director del Museo Picasso de Barcelona, Emmanuel Guigon.

Una muestra sobre la relación de Picasso con la joyería artística, una de sus producciones menos conocidas, y otra que analiza la relación con su hermana Lola, su primera modelo, a través de las obras de ambos y de la correspondencia que mantuvieron podrán verse este año en el Museo Picasso de Barcelona.

El director del Museo Picasso, Emmanuel Guigon, que ha presentado este jueves la programación para este año y principios de 2022, ha destacado que en el actual contexto de restricción de movilidad por la pandemia y la escasez de turistas, "el 90% de los visitantes son barceloneses y el 10 % restante es público francés e italiano".

La temporada se abrirá en mayo con la exposición "Picasso y las joyas de artista", que remite a las piezas que el artista creó motivado por su relación amorosa con Dora Maar (años 30), Françoise Gilot (años 40) o Jacqueline Roque, su última mujer, que no fueron las únicas destinatarias de estas esculturas minúsculas, que dedicaba a menudo a su gente más próxima, como hijos o amigos.

En las fotografías realizadas por Jean Nocenti, Dora Maar, Robert Capa, André Villers y Edward Quinn se pueden ver algunas de las joyas realizadas para Claude, Paloma o Maya, así como para Sonia Mossey y Angela Rosengart, señala Guigon.

La exposición se completará con una selección de obras procedentes de la colección Clo Fleiss, que incluye piezas de Juli González a Miquel Barceló, de André Derain, Niki de Saint-Phalle, Lucio Fontana, Louise Bourgeois, Man Ray, Dalí, Magritte, Giacometti o Meret Oppenheim; y entrará en diálogo con otra muestra de joyas etnográficas en el cercano Museo de las Culturas del Mundo.

Guigon ha admitido que "el museo ha tenido que adaptar las restricciones de la pandemia al tamaño de esta exposición, que, sin embargo, no perderá su poética" y que ha tenido que renunciar a las obras que tenían que llegar del Reino Unido, aunque el resultado final seguirá situando al museo barcelonés en la vanguardia internacional de los estudios de Picasso.

A partir de noviembre, será el turno de la exposición dedicada a Lola Ruiz Picasso, "un homenaje a la que conservó hasta su muerte en 1958 la obra de su hermano, y que fue su modelo durante seis años, a finales del siglo XIX".

La comisaria de esta exposición, Malena Gual, ha recordado que entre 1894 y 1900 Picasso pintó 60 retratos de su hermana, 22 de los cuales se encuentra en cuadernos y los otros en obras sueltas, generalmente poco difundidos, que ahora se mostrarán.

"A estos retratos se añadirán las obras que tiene la familia Vilató y alguna de colección particular y solo faltarán unas 10 obras de Lola, que intentaremos suplir a nivel audiovisual; y también mostraremos la obra de la Lola artista, con algunos de sus dibujos inéditos", ha añadido Gual.

Esta exposición se completará con la parte documental, que incluye fotografías, así como la correspondencia de Lola con su hermano.

A principios del 2022, el Museo Picasso presentará una exposición sobre los estudios técnicos de las obras de la colección del Museo de la época azul del artista.

El discurso expositivo analizará varios aspectos de las obras, desde el proceso creativo, los materiales constitutivos y la distribución de las capas de color a la contextualización y la interrelación entre obras del mismo período o de etapas anteriores, en el caso de las telas reutilizadas, pasando por las estrategias de conservación.

La exposición hará un recorrido por obras capitales de la época azul de la colección del Museo Picasso, empezando con los preludios de este período con la obra "Bodegón" (1901) y finalizando con "Azoteas de Barcelona" (1903).

En marzo de 2022, el Museo publicará una Guía de la relación de Picasso con Barcelona, concebida, según su directora, Claustre Rafart, como "una cartografía de territorio bajo la mirada de un artista, pero también de una persona que vivió intensamente la ciudad y la quiso" hasta el punto de impulsar la creación de un museo y enriquecerlo con donaciones propias o fomentando la de su secretario y amigo, Jaume Sabartés.