Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Archivo e historia. Memoria y presente desde la azotea de un palacio


Desde arriba, contemplo atónita la parte vieja, el casco antiguo de la vieja Iruña: Pamplona de mi nacimiento y juventud.

¡¡Cuántos recuerdos!! Es lo que tiene la memoria, aunque a veces sufre desvaríos y distorsiones, siempre existe algo de verdad, de historia atesorada por las meninges y almacenada en el cerebelo.

El archivo Real y General de Navarra es todo un organismo que preserva la memoria y salvaguarda la historia de la Comunidad Foral.

Su director Félix Segura se siente muy orgulloso del lugar en el que trabaja y nos enseña las tripas desde el “underground” más profundo hasta la torre interior acristalada que se yergue ocultando secretos en sus paredes firmemente selladas.

Los tesoros de la historia escondidos a temperatura adecuada resultan una prueba fehaciente de vidas y más vidas, transacciones económicas, firmas reales, peajes y subastas, concesiones y regalías, prebendas eclesiales y cuentas.

Manuscritos, códices, cartularios, sellos fieles que nos llevan a décadas de límites territoriales hoy impensables…¿o sí?, heredades cedidas y conquistadas, campañas sufragadas y costeadas por señores bienintencionados, valiosos documentos envueltos en estuches delicadamente diseñados, fotos y carretes digitalizados, estantes y estanterías, pasillos y corredores.

¡¡Cuánto cuesta la historia!! ¡¡Qué cara resulta su memoria!! Conviene no olvidar, recordar siempre y desde el pasado, avanzar hacia el porvenir. Somos lo que fuimos, somos lo que fueron en mayor o menor medida: vestigios de nuestros antepasados, de su pasar anterior por estas tierras, montaraces y plácidas, solidarias y guerreras, hospitalarias e independientes.

Parece que lo que no se escribe no existe: lo que no permanece, no consta. Los archivos impiden el desvanecimiento, evitan el limbo de lo vivido y sufrido, lo acontecido y disfrutado; desde épocas inmemoriales testimonian el “ubi sunt” y estampan el “tempus fugit”.

Los intersticios de este Real Archivo, instalado en el palacio de los Reyes de Navarra, vivienda de monarcas y virreyes en pleno trasiego de personas y familias desde el siglo XII, hablan desde la mudez de sus escondrijos, desde las cámaras acorazadas que se abren ante nuestros ojos. Hablan, cuentan, advierten, declaran: voces, gritos, juramentos…

En un reposo matutino que permite al visitante cotejar y estudiar, analizar y revisar. Recordar…

Desde la cripta al punto de restauración, desde el subsuelo hasta el tejado, se respira bien, a pesar de la mascarilla: caras conocidas que nos reconocemos tras el paso del tiempo, de muchos años; de nuevo la importancia de hollar, impregnar nuestro paso de huellas humanas que otros humanos pisarán.

Pisadas históricas y pasos personales: todo queda y todo pasa, da igual que tracemos caminos sobre el mar o sobre la tierra. Recordar…

A esa hora del ángelus, Pamplona, desde las alturas archivísticas, se erige en una ciudad histórica, llena de memoria celosamente vigilada por amigos que han permanecido como auténticos cancerberos defendiendo lo nuestro: Mercedes, Fernando, Roberto…y tantos otros que aseguran la pervivencia de nuestro espíritu.

Edificios polícromos en altura jerárquica, estrechos y enjutos, se pegan las ventanas unas a otras, tejados con claraboyas, tejas apuntaladas, persianas que resguardan intimidades, rincones y esquinas, jardines y murallas, torres catedralicias, gremios medievales, mercados y comercios…¡¡cuánto de ahora y tanto de antes!!

Y es que la memoria histórica es nuestra, de todos y cada uno de nosotros: nos pertenece, y resulta más fácil construir el futuro echando la vista atrás, aunque sea de soslayo. Valoramos el recuerdo porque nos hace lo que somos hoy. Olvidar nunca, recordar a quienes nos precedieron. Especialistas y estudiosos, cuidadosos de nuestro pasado para lucir hoy un presente vistoso y actual, como marcan los tiempos.

El archivo de la memoria colectiva hecho realidad.

Recordar…

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider