Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Las 3 D’s (DDD)…”Descansa, disfruta, desconecta”


No sé si el orden altera el producto o no. Eso de tres elementos y la propiedad conmutativa dudo que aplique en este caso.

Nos gustan las abreviaturas, siglas y acrónimos. Hablar en corto, breve y rápido…que nos entiendan es otro cantar (coser se lleva poco, por lo de la facilidad que nos recordaba el refranero al unir estas dos acciones).

Los más talluditos nos hemos quedado en las clásicas: BBC, SRC, ASAP, FYA U2 y alguna otra más robada subrepticiamente a los jóvenes que nos rodean y que se parten la caja cuando nos escuchan usarlas: ni se detienen en corregir el mal empleo que hacemos de esas moderneces extemporáneas en nuestras conversaciones diarias sea familiares o profesionales. Aires de rejuvenecer y qué mejor manera que empezar “torpedeando” el lenguaje. MD, IG y FB, ¡¡Bro!!

Luego viene el tema de la pronunciación: ¿desglosamos todos y cada uno de los sonidos o los largamos de un tirón con acento más o menos…? ¿Nasal, posh, cani?

No deja de tener su miga. Voy a intentar transcribir lo más fielmente posible su fonética. Be, be, ce. Fácil. Ese, erre, ce. Vamos bien. A, ese, a, pe. Adelante. Efe, i griega , a…No lo veo tan claro.

U dos. ¡¡Mi grupo favorito…¡¡Qué recuerdos: Bono paseando por Bray y Greystones!!

Me malicio que U2 no alude a mis recuerdos musicales de los 80 en Irlanda: es lo que pasa con la oralidad que trabuca el mensaje, la imagen y la comprensión (lingüística). Hace poco tiempo aprendí NTR. Es mi favorita.

Yo me he inventado mi propia sigla: muy particular, como el patio de mi casa. No es muy inteligente, ni complicada, poco sofisticada y lo mismo ya existe. Son tres des: DDD (3 D’s)

Cubiletes de un trilero: descansa, disfruta, desconecta…probemos: desconecta, descansa, disfruta; una más: disfruta, desconecta, descansa. No sé yo si las tres “D’s” son intercambiables, claro que tampoco sé la conveniencia y oportunidad de una antes que la otra…

Las uso para despedirme de muchos de mis colegas en los mensajes que nos enviamos para desearnos felices vacaciones y hasta la vuelta, en septiembre.

Yo no soy muy partidaria de la D de desconectar. A mí me gusta estar enchufada: al ordenador, al móvil, a la televisión…aunque me salpique el chisporroteo, y provoque un cortocircuito no asumo la desconexión. Y mira que estamos en unos tiempos de factura eléctrica desorbitada. Asocio esa D con “borrón y cuenta nueva”, “pasar página”, “a otra cosa mariposa”…muy rotundo todo y lleno de tajancia. Prefiero los cables alineados y que fluya la corriente, a poder ser sin cortes ni apagones.

La D de disfrutar: resulta un topicazo (más bien una rutina de cierre de conversación) despedirnos con un “¡¡hala, a disfrutar!!” golpe de pecho a la altura del esternón cordial incluido o diseño de la figura de corazón manual (a algunos este gesto no nos sale por más que ensayemos)…Disfrutar, divertirse (otra D), regocijarse, alegrarse…Vale: pero sin la obligación de cumplir dicha actividad, emoción, objetivo y plan. Sin agobios.

Vaya cuadro si al volver de vacaciones nos preguntan por nuestro disfrute y hacemos un mohín de “bueno, vaya, sí, más o menos…”.

En su auxilio llega la D de descansar. Ahí sí que podemos campar a nuestras anchas; sin cortapisas. Y cada uno descansa a su modo y manera, a su gusto. Sin directrices ni consignas. Saltándonos la definición que marca el diccionario de la RAE si nos da la gana. Me apunto a eso de “pausar”, reponerse” y “recuperar” pero poco más.

En el imaginario colectivo la palabra descansar inspira de todo: “a la bartola” como poco y de ahí a la amplia variedad de expresiones relacionadas con las anatomías masculina y femenina.

De todos modos, me quedo con NTR: “¡¡Ni te rayes!!”

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider