Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Maria Barbal, premi D´Honor de les Lletres Catalanes


Leo Tàndem, vuelvo a la autora después de Pedra de tartera, la primera novela que leí en catalán. Allí ya se adivinaba el éxito y el reconocimiento que la autora ha obtenido después.

Esta gran escritora de la literatura en lengua catalana, ha obtenido el premi Josep Pla con esta novela, ingresó en la Real Academia de Bones Lletres y cuenta con los premios de la Critica y el Nacional de Literatura entre otros galardones.

Nacida en Tremp, zona de El Pallars en 1949, esta leridana es una narradora llena de sensibilidad y talento que muestra tanto el mundo rural como urbano y las complicadas relaciones humanas con sencillez y verosimilitud.

Años después de aquella novela breve en la que la memoria de la guerra civil española y la represión posterior es vivida por una mujer de un pequeño pueblo del Pirineo que termina sus días en Barcelona, Tándem nos lleva a esta ciudad en la que es posible encontrar la felicidad y en la que la autora confía en la importancia de conseguir una vida acompañada en el pedaleo y en el día cuando el tiempo dice todavía.

La novela se desarrolla en el barrio de Sants donde vive nuestra protagonista. "Se trata de la historia de dos personas, un hombre y una mujer, que descubren que sus vidas pueden mejores si superan los frenos de las rutinas y viven en libertad, dejándose ir".

Con un estilo sencillo y lírico, la novela se lee con la magia de Elena y Armand que desean vivir la libertad de realizarse con plenitud a través de una relación de madurez. Después del dolor es posible vivir plenamente, sin ataduras. La madurez, la última oportunidad. La protagonista se acaba de jubilar y con su marido tiene una escasa relación, perpleja con su presente está decidida a cambiarlo. El compromiso con su presente de unos personajes con un rico mundo interior, nos devuelve la confianza en la ilusión de enamorarse de nuevo y recomponer una vida rota y anodina. La ilusión es la fuerza que mueve nuestros actos.

L´Elena estava convençuda que la naturalesa humana actuava com la de les plantes, que mentres viuen recorren tot el cicle. Però els humans no poden reiniciar-lo cegament. Quan séxtingiria, doncs, el desig de ser feliç? El somni del benestar compartit, la càlida companyia, per què no deixaba encara de tustar les seves parents?

Enhorabona, querida escritora, profesora de secundaria y mujer de tu tiempo, sentirse joven de nuevo no debe de ser difícil cuando lo has sido y has llenado tu vida de valores y compromiso. Las mujeres nos sentimos fuertes y supervivientes, capaces de afrontar los retos del futuro.

Doncs, entre línies, vaig entendre que l´Elena volia viure sola. No enia cap argument en contra per presentar-li. Encara que se m´acudien una muntanya de raons perqué acceptès venir a viure amb mi. La més important:acompayar-nos i cuidar-nos l´un a l´altre. Però intuïa que dir-li res en contra del que havia decidit en el temps afegit no tindria efectivitat i sí que podía significar un rebuig a la persona que l´hi proposaba, és a dir, jo. Llavors necessitava estar sola, descubrir-se autónoma, i jo esperaría que se´n sentís, de sola, abans de proposar-li un tándem.

Un placer leerte en catalán, tu esfuerzo por acercarte al lector es un logro que nos hace sentirnos agradecidos y confiados. El cuidado exquisito por los usos lingüísticos, como buena filóloga, de la ciudad al campo me suma a la larga lista de admiradores con los que cuentas.

María C. Galera fue ayudante de Don Enrique Tierno Galván. Es Doctora en Filología Hispánica y profesora de Lengua y Literatura Castellana.