Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Manuel Jabois, escritor y periodista


Afortunados son lo que saben conjugar ambas actividades, que son una y la misma, y participan de pleno en ellas. En la actualidad muchos periodistas aportan a la Literatura historias para disfrutar con técnica e inspiración que van de lo real a la ficción y viceversa.

No conocía de Jabois sino por los artículos y su participación en la SER, también por su admiración por David Gistau, que comparto. Así que he empezado con Malaherba que es un relato que me ha impresionado en el que el yo narrador suena a verdad por lo que cuenta y cómo lo cuenta. El adolescente que se enfrena a la vida con la muerte de su padre en los talones, el descubrimiento del sexo, la nostalgia, el miedo, la amistad y el amor, nos conmueve porque sabemos que lo que cuenta es verdad y utiliza para ello un modo directo de expresarse, espontáneo y sincero, sin florituras. Los secretos y las mentiras pueblan nuestra infancia y si se pone “malito” tu papá cuando tienes diez años los cimientos tiemblan, ya nada va a ser igual, tienes que crecer más deprisa.

No sé si me reprochaba algo o me pedía perdón, pero en la cara de ese niño estaba la oportunidad de haberse hecho mayor y de que yo también lo fuese, aunque ya lo éramos todos. Ya no había más remedio que serlo porque a los niños como yo nos obligan a serlo muy rápido, y todo lo que podemos hacer es disimularlo el tiempo que podamos hasta que nos enamoremos o matemos a alguien, o hagamos las dos cosas a la vez. Papá decía que el amor y la muerte eran lo que convertía a un niño en mayor; se olvidaba de algo más importante aún: el amor, la muerte y él mismo.

Es frecuente iniciarse en el sexo con personas de tu edad y de tu género con besos y tocamientos, así como encender el primer cigarrillo o desobedecer y sentirte diferente. Mano siempre en Polla es una ironía más.

Un libro de lectura obligatoria para los jóvenes y adolescentes porque sabrán apreciarlo, con ese estilo sencillo y natural, lo que no es nada fácil, el autor nos traslada a una edad en la que la vida te puede sorprender y de qué manera. La nostalgia de ir perdiendo lo que pertenece a ese supuesto reino en el que habitamos cuando nos empezamos a dar cuenta de todo y la amistad un lugar donde refugiarse.

También en Galicia discurre Miss Marte, en este caso un espacio geográfico diferente, la Costa da Morte. La recreación de la boda, así como la investigación posterior sorprenden al lector que no puede dejar de leer. Reconstruir el pasado no es escasa tarea, así como construir la verdad de lo que somos. El autor resuelve tramas narrativas complejas y los secretos desvelados son un atractivo añadido, así como la complejidad de personajes entrelazados.

La trama tiene enigma y suspense, el misterio rodea la acción llena de logros y consideraciones, el autor ha afirmado “la mejor forma de aproximarse a la verdad es hacerlo de forma fría, intelectual. Las emociones suelen embadurnar los hechos y distorsionar la mirada de quien los contempla”

La infancia, la adolescencia, la edad temprana y las ilusiones a medias que se desvanecen con los golpes de la vida. La atmósfera gallega en un mundo poblado de gente diversa creada por un escritor que saborea el éxito y la suerte.

María C. Galera fue ayudante de Don Enrique Tierno Galván. Es Doctora en Filología Hispánica y profesora de Lengua y Literatura Castellana.