Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El noruego Eskil Vogt muestra en “The innocents” lo “malo” de la imaginación


El noruego Eskil Vogt ha llegado este martes al Festival Internacional de Cine de Sitges, donde en 2017 recibió el premio al Mejor Guión por "Thelma", como director de la terrorífica "The innocents", una cinta que en Cannes no dejó indiferente a nadie, y con la que muestra lo "malo" de la imaginación.

En una rueda de prensa celebrada hoy, el cineasta ha comentado que la primera idea sobre la cinta, en la Sección Oficial Fantástico, era mostrar la magia de la niñez, "lo que ocurre cuando jugamos con otros niños y luego, al volver a casa junto a nuestros padres, desaparece toda aquella magia".

Así que iba trabajando en el proyecto, iba recordando su infancia y cómo se dio cuenta de que tenía "más miedo que ahora de adulto".

Entonces, ha proseguido, la sensación era que "mi imaginación podía crear cosas malas y quería que eso se reflejara en la película".

El filme muestra a Ida, una niña de nueve años, y a su familia cuando se instalan en un barrio de los suburbios de Oslo para pasar allí el verano, haciéndose amiga, junto con su hermana, de otros dos niños, quienes descubren a lo largo de tardes de juegos que tienen unos sorprendentes poderes, que, en principio, utilizarán de forma inocente.

Durante un año estuvo trabajando con los cuatro niños protagonistas, a los que les explicó claramente qué ocurría en el filme, y con un gato, con quien, no ha escondido, "todo fue mucho más difícil que con los pequeños".

Muy fan de Alfred Hitchcock, especialmente por "cómo controlaba el ritmo" en sus películas, Vogt ha afirmado que aunque algunas críticas han hablado de uno de los niños como el "más malo" de los que aparecen, él entiende que no es así y que "todos los personajes tienen bondad y maldad, y en la película tratamos de negociar con los impulsos malvados".

A diferencia de otros cineastas que en películas de terror apuestan por filmar en la oscuridad para transmitir miedo al espectador, en su caso optó por rodar en un jardín donde los niños juegan durante "un verano, con sol".

Le encanta que en ese ambiente la madre de una de las criaturas aparezca y "lo más terrorífico es que veamos como no tiene control sobre las acciones, a plena luz del día".

También, a diferencia de otros directores, ha buscado que para este tipo de película los actores protagonistas fueran niños y no adolescentes, como ocurre en muchos filmes norteamericanos, porque "quería hablar de esa etapa anterior a la pubertad".

Preguntado sobre cómo acabó conformando al grupo de pequeños actores, no todos de origen escandinavo, ha reconocido que fue una "selección abierta" a la que se presentaron "niños muy buenos, que no habían actuado antes, y luego les enseñamos todo, como lo que debían sentir en el set de rodaje, porque su actuación debía ser muy sólida".

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider