Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

“La Virgen de la Humildad”, de Fra Angélico, deslumbra en el Thyssen


“La Virgen de la Humildad”, de Fra Angelico, una de las piezas maestras de la Colección Thyssen, que se encuentra depositada en el MNAC de Barcelona, llegan a Madrid con motivo del centenario del barón junto a otras nueve obras de pintura italiana.

La nómina de cuadros, presentados hoy, está formada por diez tablas y lienzos de artistas como Taddeo Gaddi, Giambatista Piazzetta, Lorenzo Monaco, los hermanos Dosso y Battista Dossi, Pietro da Rimini o Giacomo Ceruti, entre otros. Se podrán ver desde hoy y hasta el 9 de enero de 2022 distribuidos en las salas de pintura antigua de la colección permanente del Museo Thyssen en su horario habitual.

“La Virgen de la Humildad” de Fra Angelico es sin duda la estrella la iniciativa. Tras su exposición, la obra permanecerá en el museo para su restauración y será expuesta nuevamente, probablemente hasta finales de 2022, según ha explicado Guillermo Solana, director del museo.

“Este ha sido un año de reencuentros, esta exposición también lo es”, ha dicho Solana. “La Virgen de la Humildad” no pisa Madrid desde hace doce años, cuando visitó la ciudad por primera vez con motivo de una exposición que giraba en torno a la figura del maestro italiano.

Las obras que hoy se muestran en Madrid están integradas en la Colección Thyssen, aunque se encuentran depositadas (desde 2004) en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Su nómina está integrada fundamentalmente por obras de la escuela italiana y alemana del siglo XIV al XVIII.

“La Virgen de la Humildad” es una de las grandes joyas de la colección. La pieza era muy especial para el barón, aunque realmente fue adquirida por su padre, según ha explicado Mar Borovia, jefe del área de pintura antigua del museo madrileño, que actúa como comisaria de esta muestra.

Cuando el padre del barón murió (1947) su colección de dispersó entre sus herederos y esta pieza fue a parar a una de sus hijas. El barón Thyssen -que dedicó gran parte de su vida a reunir la colección de su padre-, no consiguió volver a comprarla hasta 1986.

“Es una pieza de la que siempre hablaba mucho”, ha recordado la comisaria. La tabla es una magnifico ejemplar dentro de la producción de Fra Angélico, pintor y monje, que decía que pintar era “su forma de orar”.

En la imagen se puede ver a la virgen, sentada en un cojín sobre el suelo, arropada con un manto azul, uno de los colores en los que mejor se desenvolvía. La composición es muy adelantada a su tiempo y está plagada de detalles y símbolos, como las azucenas que sostiene Jesús, que aluden a la pureza de María.

La obra está acompañada por otros magníficos ejemplos de pintura italiana del siglo XIV al XVII como “La Natividad” de Taddeo Gaddi, en la que se nota la influencia de su maestro, Giotto; o “Grupo de mendigos” de Giacomo Ceruti, una de las piezas maestras del artista y en la que se puede ver al detalle la dignidad con la que trató a las clases más desfavorecidas.

El resto de obras son “La Virgen y el niño en el trono con seis ángeles”, de Lorenzo Mónaco; “La natividad y otros temas de la infancia de Cristo”, de Pietro de Rimini; “La lapidación de San Esteban” de Dosso y Battista Dossi; “La adoración de los Reyes” de un pintor anónimo, “San Miguel arcángel venciendo a Lucifer” de Francesco Maffei, tres obras de Bicci di Lorenzo y "El sacrificio de Isaac", de Giambattista Piazzetta.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider