Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Pep Sala: “Es imposible que vuelva SAU sin Carles Sabater”


Pep Sala se encuentra inmerso en la grabación de "Mil i una nits i uns quants dies", el álbum que los antiguos miembros de SAU preparan para principios de 2022, ahora como SAU30, un proyecto que, según puntualiza el músico en una entrevista con Efe, "no supone el regreso de SAU", algo que es "imposible" ya aquella banda "acabó el día en que Carles Sabater murió".

Pep Sala es consciente de que la marca SAU les habría abierto muchas puertas y que, negarse a ello, les ha cerrado algunas, pero no le preocupa y zanja el tema afirmando que para él es "una cuestión personal", mientras asegura que ahora "no hemos venido a triunfar ni a darnos a conocer", con el aplomo y la serenidad que solo pueden hacer aquellos que ya han triunfado.

Lo cierto es que "Trossets de mí", el primer single del disco, salió al mercado hace unos días con el sello distintivo de las canciones de SAU, algo que Sala atribuye a una cuestión de "lenguaje", un idioma musical, el de SAU, que "no nos propusimos, pero que tampoco evitamos".

Pep Sala rememora que, cuando hace casi tres años los exmiembros de SAU se reencontraron y se pusieron a tocar juntos, al hacerlo, "aquello sonaba a SAU, a nosotros mismos nos impactó" y "fuimos los primeros sorprendidos, porque habían pasado más de veinte años".

Fue un primer momento en el que surgieron las emociones, tras el cual se impuso la lógica y "si Quim Benítez estaba a la batería, Pep Sánchez tocaba el bajo, Ramon Altimir estaba a los teclados, Josep Lluís Pérez tocaba la guitarra eléctrica y yo también tocaba la guitarra, irremediablemente aquello sonaba a SAU", resume Sala.

A lo largo de estos más de veinte años, desde la desaparición de SAU en 1999, Pep Sala revela que le han ofrecido muchos proyectos relacionados con la mítica banda, algunos de los cuales califica de "disparatados", y asegura que "siempre me he negado porque no creo en las cosas prefabricadas, no me interesan".

En cambio, dice que SAU30 "nace de manera espontánea en una fiesta donde nos reencontramos todos para conmemorar los 30 años del primer concierto de SAU", cuando él y Carles Sabater organizaron una fiesta privada en una noche de 'castañada' en la localidad de Sau, que "se nos escapó de las manos y, de las treinta personas que teníamos que ser, acabamos siendo más de doscientas".

El día del reencuentro decidieron que harían un concierto en el Liceu, donde SAU nunca actuó, y tras no cerrar la fecha hasta año y medio después, "la voz corrió y nos ofrecieron hacer otros conciertos", unas actuaciones que "aceptamos porque pensamos que así llegaríamos más cohesionados al actuación del Liceu y, la verdad, también porque nos lo pasamos muy bien tocando juntos".

Pep Sala habla desde la libertad que tiene aquel que vuelve por gusto y no por necesidad y, en reiteradas ocasiones, recalca la buena sintonía que persiste entre los antiguos miembros de SAU.

"El disco tampoco entraba en nuestros planes", pero llegó la pandemia y Sala confiesa que, "si a un hombre como yo que solo sabe hacer canciones le encierran un año en casa, se pone a componer canciones".

"Durante la pandemia nos pasábamos los días compartiendo la música y las cosas que cada uno hacía en su casa", cuenta Sala, y eso "nos fortaleció como grupo de personas y de artistas", de todo eso nació este nuevo disco.

La nueva banda, con la insalvable ausencia de Carles Sabater y la incorporación de Jonathan Argüelles como cantante, publicará a principios del próximo año el disco "Mil i una nit i uns quants dies", que estará integrado por once temas de nueva creación compuestos por Pep Sala, como ya hacía con Sau.

Pep Sala asume con "orgullo" y "sin renegar de ello" que siempre será "Pep Sala el de SAU", y aunque destaca que "como músico siento la necesidad de crear nuevas canciones y hacer cosas nuevas", no dejarán de tocar los ya clásicos "Boig per tu" y el "Tren de Mitjanit", ya que "la gente quiere escucharlas porque forman parte de su historia".

"Tocamos las canciones de SAU porque somos quienes somos", dice en alusión a los miembros de la banda, "pero llevamos el 30 porque queremos dejar claro que no somos SAU".

Pep Sala es fiel al recuerdo de su "amigo y hermano", y constata que, para él, "ni SAU ni el recuerdo de Carles Sabater han sido jamás una losa difícil de llevar" pues, bien al contrario, "como más tiempo pasa más consciente soy de lo que hicimos juntos, y me gusta hablar de ello".

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider