HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Olga Merino revive el final de la URSS en sus diarios como corresponsal


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Olga Merino es periodista pero sobre todo escritora y su vocación literaria se descubre en los diarios que reunió durante sus cinco años como corresponsal en un Moscú que vivía el derrumbe de la URSS, del que se han cumplido ahora 30 años, una época "brutal" que pudo presenciar y que revive ahora.

"Cinco inviernos", publicado por Alfaguara, es el título del libro de Olga Merino (Barcelona, 1965) en el que se recogen los diarios que escribió durante el tiempo que estuvo como corresponsal de El Periódico de Catalunya en Moscú entre 1993 y 1998, un viaje en el tiempo a un período de la historia "trepidante" que tuvo la suerte de vivir: "Fue un regalo de la vida", asegura en una entrevista con Efe.

Fue durante el confinamiento por la pandemia cuando sacó los diarios de aquella época -siempre ha escrito diarios- y se propuso darles forma recuperando a la joven de entonces: "Han pasado 30 años y podría ser mi propia madre, me enternece el romanticismo y el idealismo que tenía", explica Merino, que cree que en ella han pervivido "la vocación literaria de granito" y cómo se acerca al trabajo "con honestidad".

Un diario íntimo en el que habla de cómo fue la llegada a un gélido Moscú, de sus experiencias como corresponsal viviendo episodios históricos, las dificultades del día a día, con detalles como su lucha contra las cucarachas, sus lecturas rusas, sus amistades y amores, y -sobre todo- sus ganas de escribir.

"Siento especial querencia por las libretas rusas. Consciente de que estaba viviendo un momento excepcional, en lo personal y en lo histórico, no quería perder ni una migaja ni que el recuerdo distorsionara la experiencia de Moscú.

Tenía entonces veintiocho años recién cumplidos, una edad en la que, como escribió Vila-Matas, 'yo estaba tan disponible ante la vida que cualquier disparate se podía infiltrar en ella y cambiármela'", señala en el libro.

Fue una "época brutal" tanto desde el punto de vista histórico como personal en un país "con una vocación imperialista desde Pedro el Grande" y que sigue siendo muy complejo: "Se creyó que un país tan inmenso por arte de magia podía convertirse al capitalismo y en una democracia perfecta".

Y aunque dice que no justifica a Vladimir Putin, cree que ha hecho recuperar a los rusos cierta autoestima y ha mejorado un poco las condiciones económicas, acabando con el "caos absoluto" de la década de los 90: "Era el Chicago de los años 20".

De sus diarios también se desprende la diferencia del periodismo de entonces con el de la actualidad: "Nuestra generación hemos sido los últimos del Titanic: internet nos ha matado", asegura la escritora.

Se sigue haciendo buen periodismo pero es difícil con la precarización, considera la autora, que explica cómo, si no se controla,"es más fácil que se cuelen la posverdad y las manipulaciones".

Olga Merino volvió a Moscú una década después de su partida y fue un "shock". Relata: "Después de la escasez que había visto fui a los almacenes Gum y al ver esa cantidad de comida me eché a llorar".

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider