HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El mundo de la cultura se despide del gran Juan Diego


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Juan Diego estaba muy enfermo pero se resistía a dejar las tablas. Su última actuación en una obra fueron cuatro representaciones de "El coronel no tiene quien le escriba" en 2019.

Este viernes, el mundo de la cultura le despide sobre otro escenario, el del madrileño Teatro Español. Allí representó "Sueños y visiones del rey Ricardo III", de William Shakespeare (2014) o "La lengua madre", de Juan José Millás, dirigido por Emilio Hernández, en 2013.

Y en ese precioso espacio será despedido este viernes por sus amigos y sus admiradores en un acto de homenaje "a uno de los grandes intérpretes españoles y referente de la escena nacional", fallecido a los 79 años, como ha destacado el Español en un comunicado.

Con más de cincuenta películas, veinte obras de teatro y numerosas producciones de televisión, a Juan Diego se le recordará siempre por dos papeles, tan opuestos entre ellos como alejados de la personalidad de uno de los actores más respetados de la profesión.

Su señorito Iván en "Los santos inocentes" (1984) de Mario Camus, fue un prodigio de "hijo de puta", como al actor le gustaba definirlo, y en la serie "Los hombres de Paco" fue el más absurdo comisario posible y con un tono chulesco marcado por su coletilla "por mis santos cojones".

Nada que ver con el Juan Diego real, que luchó en los setenta por los derechos laborales de los actores, que defendió su compromiso con la izquierda hasta el final y que siempre fue generoso con sus compañeros, como ayer destacaron el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, o su compañera y amiga Concha Velasco.

Por eso y tras una despedida íntima en el tanatorio de San Isidro, hoy llegará el homenaje de sus colegas y del público en uno de los teatros más emblemáticos de Madrid.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider