Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

María Pilar Úcar Ventura

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Todos los caminos conducen… a Santiago: parada en Puente la Reina

En un día casi veraniego, el camino se hace fatigoso. Ruta por carretera, camiones y más camiones, eso es que el país sigue en activo y reactivándose; obras en la autovía y lluvia en torrentera, sin parar. Cielos grises. Los pagos forales “atormentados” esperando el estío. La zona media navarra me recuerda a la meseta castellana: parece una extensa planicie jalonada de pendientes, cuestas y declives hacia arriba y hacia abajo. Campos amarillentos, sierras más o menos redondeadas. Todo muy fértil esperando el momento de la cosecha.

  • Publicado en Cultura

Muchas fotos en el museo ICO y muchos tejados desde el Urban

Saint-Saëns (1835-1921), este romántico parisino, me inspira.

Descubro que está sonando su Sinfonía número 3 en la mañana de un sábado que se adivina caluroso en la capital.

Encarar la Gran Vía en coche supone armarse de paciencia y practicar con habilidad el juego freno-embrague y acelerar suave.

  • Publicado en Cultura

En horas de “menor pandemia”, ¿menor resiliencia?: humanismo y humanidad

Hace unos meses, observé cómo nos habíamos “acomodado” a la pandemia, a lo que exigía de nosotros. Quedarnos confinados en casa, con algunos medios a nuestro alcance… y a seguir. Al principio sufrimos un pasmo que se resumía en una pregunta acuciante: y ahora, ¿qué? (¡qué lejos nos parece todo!, ¿verdad? Es el milagro del tiempo y de la mente). Y ahora, ¿qué?

La Séptima de Shostakóvich: Leningrado en el recuerdo…

Leningrado es una de esas ciudades que surgen y emergen revitalizadas de vez en cuando. A lo largo del tiempo, diversos vaivenes ha sufrido el nombre de esta capital del imperio zarista que Pedro el Grande fundó en 1703, con la intención de convertirla en la ventana de Rusia hacia el mundo occidental.

  • Publicado en Cultura

Sentidos y sensibilidades: de Joanie Lemercier al Four Seasons

Hay quien celebra el día de las fuerzas armadas y rinde homenaje a la bandera sobrevolando tejados a puro chorro bicolor y propulsión rojigualda… sobresaltando a propios y extraños, peatones que caminan por las calles aledañas a la Gran Vía madrileña y provocan ligirofobia a algún despistado que no recuerda la efeméride de esta jornada.

  • Publicado en Cultura

Final de curso (casi) y exámenes finales: un año después…

Quién nos lo iba a decir cuando el año pasado los médicos daban palos de ciego para cortar las alas al bicho ese “covidiano” (¿masculino?, ¿femenino?, ¿neutro?), inoculando a los enfermos contagiados sustancias líquidas contra la malaria, el tifus, el tétanos y hasta la fiebre amarilla. Y ahora se sufren las secuelas de aquellos ensayos, algunos con más éxito que otros; había que intentarlo y se pusieron…¡¡manos a la obra!!

Puentes, pantanos y mucho más: ponga un ingeniero en su vida

Tópicas y típicas resultan las imágenes con las que esperábamos la película en aquellas salas de cine de antaño. En blanco y negro, minutos antes de la proyección por la que habíamos pagado, asistíamos a momentos de propaganda del régimen: su excelencia el generalísimo inaugura un pantano en…, una auténtica obra de ingeniería.

Isidro a la madrileña: pradera, milagros y más santos

Hace tiempo alguien me dijo que Isidro era el más vago de todo el elenco santoral; y que le habían otorgado el patronazgo de la capital de nuestro país por dormirse en los laureles; a mí me dejó mosca esa rotunda afirmación. Luego, revisando vida, obra y milagros de algunos compañeros suyos, observé que muchos de ellos no tuvieron vidas edificantes ni ejemplares, condición que parece necesaria para ser elevado a los altares, sino que después de una trayectoria vital muy azarosa, se caen del caballo y ven la luz al final del túnel; y de ahí al nimbo coronado todo es un fluir.

  • Publicado en Cultura

“Por un quítame allá” …¿unas pajas o una pandemia?

Yo digo, tú dices y él dice…No. No pretendo conjugar este verbo baúl que lo mismo sirve para gritar, contestar, espetar o proclamar, explicar, hablar, manifestar, exponer o asegurar: toda una hilera de sinónimos que no lo son tanto. Hay matices propios de cada uno de ellos que se pierden en el “decir”.

Nunca borrar: una técnica de escritura para evitar el olvido

Cuántas veces preguntan a los escritores más o menos exitosos cómo escriben, es decir, dónde han aprendido a escribir, la técnica que utilizan, cómo organizan los personajes, o seleccionan los contenidos, en qué se basan, cuáles son sus fuentes de inspiración.

Resopón, panzada y resaca: empieza la cuenta atrás

¡¡Qué ridículo!! Y ¡¡qué vergüenza!! Y ¡¡qué disparate!! Tengo la sensación más vívida que nunca, según veo imágenes y más imágenes, que se nos ha fundido el cerebro, se nos han derretido los sesos, pero no de pensar: ¡ojalá! durante estos meses de atrás hubiéramos dedicado unos minutos a reflexionar. Nada, de eso, nada.

Piropos que esconden acoso: Lo que muchas mujeres no quieren escuchar

“¿Has visto? ¡Qué mal se conserva esa tía para su edad!”

En no pocas ocasiones hemos escuchado proferir expresiones denigrantes y vejatorias dirigidas a las mujeres: “Estará con la regla”, “anda con la menopausia”, “mira qué buena está”, “¿dónde se cree que va vestida así?”

Cuando el malecón ruge…nostalgia habanera, recuerdos cubanos

Y Luisito me llevó: un cubano negro y joven, intentando a toda costa que me diera de frente el aire acondicionado de su taxi. Ya le advertí que a mí lo que me gustaba era el natural: ventanillas abiertas y pelo revuelto. Hacia Jaimanitas, y a través de la 5ª Avenida cambia el paisaje habanero. Una ciudad que no reconozco: en pleno bochorno vespertino observo la realidad: otra Habana. Miramar. Un barrio privilegiado, de hoteles de reciente construcción, alejados del bullicio del centro. Orden y concierto. Cuadrículas en perfecta armonía. Un excel de viviendas, jardines y lugares de ocio. Pocos negros, muchos blancos y sobre todo extranjeros que ocupan cargos de mucho rango. Ni un solo taxi ilegal, ni tan siquiera el “cocotaxi” se atisba. El transporte que llega hasta las calles 1 y 3, transversales a la arteria principal, no parece abarrotado. Edificios oficiales, embajadas, centros financieros, iglesias, el palacio de congresos, clubs privados, boleras, parques y amplitud de espacio. Palmas y palmeras enfiladas a lo largo de las avenidas pavimentadas. El firme sin baches, circulamos sin sobresaltos. Podríamos estar en algún barrio de alguna metrópoli de algún país del primer mundo.

  • Publicado en Cultura

Dos de mayo en el Real: “mugre” y mareos con Britten

A gustos, los colores… Quizá sea lo más “in”, lo más “cool”, lo más moderno y hasta lo más guay, pero a pesar de leer una y varias críticas, poco o nada coincido con ellas, y eso está bien, una opinión más, disidente o destemplada. En cualquier caso, libre de expresar que fue un bodrio la representación de Peter Grimes en el Teatro Real, un “Pedro Mugre”, espeso y aburrido. Indiscutible la buena voz del tenor.

  • Publicado en Cultura