Quantcast
EL PERIÓDICO
Edición: ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
Apóyanos ⮕

¡Al cole con energía!


  • Escrito por Marian Giménez / Antonio Ortiz
  • Publicado en Crónicas

Este Madrid, vive desde hace mucho tiempo bajo un manto oscuro y tenebroso. Pareciera que se han cumplido unas terribles profecías, cuyas pesadillas son el mejor producto de un mundo distópico, reflejado en memorables novelas o incluso en esas series que nos inundan por distintas plataformas. Los hospitales llenos, con una presión asistencial difícilmente soportable, los índices de contagio por el virus al máximo nivel y los problemas sociales y económicos convertidos en una precariedad y condiciones de vida alarmantes. De esta forma, nos toca hablar de la infancia en nuestros barrios, como en Tetuán. Uno de los mayores maltratos que nuestros niños y niñas pueden recibir, es no tener para comer, no tener asegurada una alimentación básica. Suena a carcajada cruel, las grandes declaraciones de protección a la infancia. Nuestro distrito, como otros de Madrid, está abandonado. Los dueños son grandes constructoras y mercaderes políticos que trafican con las vidas de los vecinos y vecinas, de sus hijos e hijas. Me acuerdo de una hermosa canción de Pablo Milanés: La vida no vale nada. Pues eso, queremos decir, la vida no vale nada, especialmente la de los pobres, de siempre, los explotados, los traficados. Es vergonzante recibir cada día en la Casa Vecinal de Tetuán, madres con sus hijos venir a por comida, a por ropa, a por mantas para abrigarse. La Casa Vecinal de Tetuán, se alimenta de solidaridad. El volumen de personas es tan grande que no hay para todos. Derivamos una y otra vez a los Servicios Sociales. Unos servicios sociales depauperados, sin personal, sin recursos. Desconocemos si el Delegado de Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social, después de múltiples reuniones y diálogos, tiene ya las bases para una reforma crucial de los Servicios Sociales en Madrid. Da vergüenza ajena, leer que los presupuestos de Madrid para el 2021 son los más sociales de la historia. Madrid está siendo vendida a precio de saldo. Las evidencias reales y objetivas es que miles de familias, están en una situación incompatible con la vida. Una vida digna, sin incertidumbres para que una madre o un padre no tengan que salir a buscarse la vida en los contenedores de basura de nuestros barrios. Es tremendamente obsceno.

Una vez más, miramos desde nuestra Casa, poniendo el foco en el conflicto, a las necesidades de los más pequeños. Aquí si creemos que los niños y niñas son la semilla del futuro. Hay que dotarles de alimentación, de educación, de salud. El basamento para tener salud es una buena alimentación y desde luego para poder tener un aprendizaje y educación, las neuronas desde primera hora de la mañana, necesitan energía y alimento. Es por eso que convocamos este sábado, 6 de febrero a las 11 h de la mañana y hasta las 14h, en la Plaza de Canal de Isabel II, conocida popularmente como Plaza de las Palomas, una recogida solidaria de alimentos infantiles. Nuestra campaña lleva por título: ¡Al cole con energía!

Derecho al desayuno, a la comida, a la merienda, a la cena…

La vida vale mucho. Estos niños nos necesitan.

Gracias.