Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La deuda sostenible colocada hasta junio supera ya toda la emitida en 2020


La emisión en España de deuda que cumple criterios medioambientales, sociales o de buen gobierno corporativo, conocida como ESG, ascendió en el primer semestre del año a 15.300 millones de euros y superó la emitida en todo 2020, según el informe anual de la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME).

El ascenso en España de la deuda con etiqueta sostenible responde sobre todo a la emisión de bonos verdes, que con 9.700 millones entre enero y junio pasados representaron el 63 % del monto total y más que duplicaron el de 2020.

Los bonos sociales crecieron respecto al año pasado el 26 %, hasta alcanzar 1.600 millones, y la deuda que cumple criterios de buen gobierno repuntó el 139 %, a 4.000 millones.

Estos resultados no incluyen los 5.000 millones en bonos verdes colocados por el Tesoro a principios del pasado mes de septiembre.

En Europa también crecieron las colocaciones de deuda ESG, aunque a menor ritmo que en España. En el primer semestre se alcanzaron en los mercados europeos los 212.400 millones, el 21 % del total de la emitida (201.400 millones y 19,6 % si se considera solo la Unión Europea).

Sin embargo, las cotas alcanzadas en la primera mitad de 2021 no superan la deuda ESG del conjunto del año 2020, cuando se situaron en 245.700 millones.

Este año hay una menor proporción de bonos verdes sobre el total y un incremento de los sociales, mientras que la deuda de buen gobierno se han mantenido prácticamente en el mismo nivel.

Los gobiernos representaron el 52 % del volumen de nueva deuda ESG en el primer semestre debido al incremento de emisiones sociales, que acapararon el 73 % del total.

FINANCIACIÓN EMPRESARIAL

Las empresas no financieras captaron en el mercado español en el primer semestre 10.600 millones en bonos con calificación de grado de inversión, lo que supone un 24 % menos que en 2020. Los bonos de alto riesgo aumentaron el 58 % y los convertibles disminuyeron el 69 % respecto al año pasado.

Tras el parón del año 2020 motivado por la pandemia de la covid-19, las ofertas públicas de venta (OPV) de acciones se han disparado y en el primer semestre alcanzaron los 1.700 millones, cifra que multiplica por más de 20 las del año anterior y por más de diez las de 2019.

A la vista de la evolución del primer semestre, la AFME prevé que 2021 será el año con más volumen de fondos en OPV desde 2015.

Las ofertas secundarias de acciones hasta junio alcanzaron los 7.100 millones, cifra que más que duplica las de 2020 y 2019. Por el contrario, en el primer semestre se redujeron los nuevos préstamos bancarios respecto a 2020 y 2019.