Quantcast
ÚNETE

El fútbol femenino reivindica su visibilidad en el Parlamento Europeo

Representantes de la Real Federación Española (RFEF) y del fútbol femenino español llevaron ayer martes ante el Parlamento Europeo su batalla para acabar con la desigualdad en este deporte y reivindicaron que el primer paso para la equiparación es la visibilidad y que la gente "quiera ver fútbol", sin más etiquetas.

Jugadoras de las selecciones absolutas de fútbol sala y fútbol playa, exfutbolistas del combinado nacional de fútbol femenino, árbitras y entrenadoras explicaron en una conferencia en la Eurocámara sus experiencias en este sentido y reivindicaron la importancia de la educación para acabar con el sexismo en el deporte.

"El tema de la visibilidad es muy importante porque a día de hoy necesitamos gente que apueste por nosotras, empresas y patrocinios importantes, y creo que la visibilidad es primordial para lograrlo y equiparar", afirmó la capitana de la selección española de fútbol sala, Ana Sevilla.

Sevilla consideró que se debe apostar por que el deporte sea "atractivo" sin necesidad de adaptar "ni porterías ni dimensiones", después de que el entrenador italiano Fabio Capello dijera que "la portería es demasiado grande para las mujeres y el campo demasiado amplio".

"El fútbol es un deporte, las que practican son mujeres pero es igual de atractivo. Hay que luchar por que la gente quiera ver fútbol", opinó.

Coincidió con esta opinión la máxima responsable de arbitraje de fútbol femenino en España, Marisa Villa, que instó a "partir de la base de que somos diferentes" para acercarse al fútbol femenino.

"El problema es cuando uno va a haber fútbol femenino y piensa que va a ver un partido de fútbol masculino. Debemos ir concienciados de que, siendo el mismo deporte, vamos a ver un estilo de juego diferente", señaló.

Sobre el acoso a los árbitros, especialmente a los de categorías inferiores, tanto a hombres o como a mujeres, Villa incidió en el "papel fundamental" que en este sentido hacen los entrenadores de los más pequeños, que ejercen como educadores, y subrayó que "todo empieza desde la educación a los niños en el colegio.

La eurodiputada a cargo del evento, Maite Pagazaurtundúa (Ciudadanos), anunció que promoverá un manifiesto para eliminar la discriminación en el deporte y, en concreto, en el fútbol femenino con diputados de todos los estados miembros, que se elaborará a partir de los testimonios conocidos en jornadas como la de este martes.

Además, celebró como "algo histórico" la firma del primer convenio colectivo para las jugadoras de la Primera División, negociado desde octubre de 2018 con los sindicatos AFE, UGT y Futbolistas On y al que deberán acogerse todos los clubes de la máxima categoría. EFE.